12 de Febrero de 2019
12.02.2019

Bermúdez urge una solución al aumento de extranjeros en la calle

El regidor se reunirá hoy con la delegada del Gobierno, Elena Máñez, para abordar este asunto, después de constatar un preocupante aumento de foráneos procedentes del CIE.

2019-02-12
Bermúdez urge una solución al aumento de extranjeros en la calle

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, urgió ayer al Gobierno de España a buscar una solución al incremento de extranjeros que viven en la calle y que proceden del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Hoya Fría, el único operativo en estos momentos en Canarias.

Bermúdez, que hoy se reunirá con la delegada del Gobierno en Canarias, Elena Máñez, para abordar este asunto, reconoció que durante los últimos meses se ha producido una "avalancha" de personas en la calle, principalmente marroquíes -aunque también hay guineanos y rusos-, que son liberados tras superar del plazo legal establecido después su llegada a España de manera irregular. "Espero que haya ya respuestas efectivas y concretas a un asunto que va a más", deseó el alcalde.

"Son personas sin papeles, a las que no hay posibilidad de contratar ni empadronar ni nada", se quejó Bermúdez, quien reiteró que, además, "se trata de gente joven, que se mueve en pandilla". "Es un problema con el que el ayuntamiento se ve completamente desbordado para poder resolverlo", reconoció.

El alcalde de la capital remarcó que "se debió pensar mucho" en las consecuencias que acarrearía cerrar dos centros de internamiento (Gran Canaria y Fuerteventura) y dejar abierto solo el de Tenerife.

¿Qué puede plantear ahora mismo el consistorio? "Hay dos cuestiones en las que el Gobierno de España tiene que ser ágil. Las repatriaciones se tienen que producir de una manera rápida y efectiva. Si se sabe cuáles son los países de origen, Marruecos, por ejemplo, mediante los acuerdos bilaterales deberían acelerarse. A veces son lentas o ni se producen", sostuvo el alcalde.

El regidor también solicitó que estas personas puedan disponer de la misma movilidad geográfica que tienen en territorio peninsular. "Es decir, facilitarles que puedan coger un avión y así poder desplazarse a ver a sus familiares o amigos, o a tener otro tipo de oportunidades en otras comunidades".

"Lo que no tiene sentido es que si están en un CIE en Sevilla o Alicante, se les suelte y puedan desplazarse por la Península, mientras que en Canarias no pueden porque se les impide coger un avión con la documentación que poseen", subrayó.

¿Teme el ayuntamiento un incremento de delitos motivados por esta gente? "Que se ha producido un aumento de intervenciones con grupos de personas procedentes de los CIES es una realidad que no se debe ocultar ni alamar", indicó Bermúdez, quien valoró la "profesionalidad" de la Policía.

Este periódico había informado en su edición de ayer de que la presencia de extranjeros procedentes del CIE de Hoya Fría se había disparado en las calles de Santa Cruz.

Según datos recabados por este periódico, desde el 24 de abril de 2018 hasta el día 31 de enero de 2019, los distintos servicios del ayuntamiento contabilizaron un total de 203 personas extranjeras en las calles, de las que 46 fueron atendidas en solo diez días del pasado mes de enero.

La responsable del Programa de Migraciones de Cáritas Diocesana de Tenerife, Arancha Méndez, indicó ayer que el incremento de personas extranjeras en las calles de la capital "no es nuevo", pues está detectado desde octubre del año pasado, cuando se empezaron a producir "salidas muy frecuentes" de grupos de hasta diez personas diarias del CIE de Hoya Fría.

Méndez reconoció que "no era habitual" hasta ese momento esa forma de proceder, pues hasta entonces esas personas, una vez puestas en libertad, pasaban a plazas de acogida humanitaria en las Islas y, si no había aquí, pasaban a la Península.

"Nos preocupa bastante este tema. En el caso de la nacionalidad marroquí, no sabemos qué dificultad está habiendo, aunque se sospecha que al haber un acuerdo de devolución con Marruecos no son perfil para ser integrados en plazas de acogida humanitaria", subrayó.

En esta línea, Arancha Méndez subrayó que lo que les "preocupa" a las entidades que trabajan con estas personas, que creen que la situación va a ser "grave", es que a estas personas no se les está dando otra alternativa que la calle.

Es más, apuntó la responsable del Programa de Migraciones de Cáritas que "lo más lógico" es que se produzcan altercados debido, precisamente, a esa falta de alternativas.

¿Cuál es la solución? "No se está dando solución a día de hoy. Las entidades sociales estamos tratando de intervenir con las personas que están en el CIE durante su internamiento, pero en Canarias no hay recursos específicos ni plazas suficientes para este perfil en las Islas", dijo Méndez.

Por eso, exigió a la Administración "que no se lave las manos y que habilite los recursos específicos que sean necesarios, porque sacarlos del CIE y ponerlos en la puerta no es la solución".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook