Los farmacéuticos de las Islas temen la finalización del mes de agosto, ya que independientemente de la cuantía de la factura que se genere este mes, los fondos que queden en la partida presupuestaria una vez abonada dicha mensualidad serán a todas luces insuficientes para abonar la totalidad de los gastos que se produzcan en septiembre y no quedará dinero alguno par afrontar octubre, noviembre y diciembre.

En concreto, la partida presupuestaria para gasto farmacéutico contemplada por la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias para 2012 contaba con 441 millones de euros, de los que se retrotrajeron 117 para abonar los impagos correspondientes a los cuatro últimos meses de 2011, quedando 324 millones de euros para liquidar las facturas que se generarán durante todo el ejercicio.

Aunque el gasto exacto a fecha 31 de agosto obviamente no está disponible, se calcula que para ese día se habrán consumido no menos de 304 de los 324 millones previstos para todo 2012.

Teniendo en cuenta que la cuantía media de la factura farmacéutica en el Archipiélago es de 37 millones de euros mensuales, al Gobierno de Canarias ya le faltarían en torno a 17 millones para poder liquidar septiembre.

Desde la Asociación de Farmacéuticos de Las Palmas y la Federación de Farmacias de Canarias, su vicepresidenta, Violeta Gil, confirma que "son momentos de angustia para los profesionales de la farmacia de las Islas, que ven cómo a cinco meses de retrasos a la hora de cobrar, ahora se encuentran con la incertidumbre sobre cómo les va a pagar la Consejería de Sanidad si ha agotado los fondos en agosto".

Al igual que han expresado en numerosas ocasiones los máximos representantes de los dos colegios profesionales del Archipiélago, desde la Federación consideran que la única solución para evitar problemas de suministros e incluso cierres pasa por que el Gobierno de Canarias establezca un calendario de pagos, puesto que eso permitiría a los boticarios acceder a pólizas de crédito.

"Los farmacéuticos no pueden más. Se ha recortado muchísimo en personal y lo último que quieren hacer es dejar de adquirir suministros, así que la única opción que queda es pedir créditos, pero sin alguna garantía por parte de Gobierno, ninguna entidad financiera está por la labor de concederlos", explica Violeta Gil, quien, no obstante, confía en que durante el mes de septiembre la Consejería resuelva este aspecto.

"No entendemos a qué espera el Gobierno para elaborar un calendario de pago. Que la partida se agotaba en agosto se sabía desde comienzos de año, ¿Cómo no se ha buscado ya una solución?", se cuestiona la dirigente de la Federación, que espera que en los próximos días la Consejería de Sanidad aclare la situación.