El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha mostrado hoy su disposición a analizar los cambios que desde diferentes ámbitos se están proponiendo al anteproyecto de ley que unifica los organismos reguladores, si bien ha defendido que la fusión de todos ellos supondrá una mayor eficacia y eficiencia.

Durante la sesión de control en el Congreso, el presidente ha recordado que el anteproyecto ha sido remitido a todos los órganos consultivos y está abierto a las aportaciones del público general, que el Gobierno está dispuesto a considerar.

No obstante, Rajoy ha defendido que su proyecto de crear una única comisión de los mercados y la competencia aumentará la eficiencia del sector público, ya que cree que los ocho organismos existentes en la actualidad suponen "estructuras duplicadas cuyo coste soportan los operadores económicos en forma de tasa".

Asimismo, ha dicho que incrementará la eficacia de la supervisión, dado que la existencia de ocho organismos "da lugar a muchos fallos de coordinación y de dilación que suponen costes para el ciudadano, además de que inciden en la seguridad jurídica de empresas y consumidores".

También ha asegurado que el nuevo esquema supondrá una mayor claridad de competencias, así como una profesionalización de la supervisión y de la aplicación de la normativa de defensa de la competencia.

El presidente ha dado estas explicaciones en respuesta al portavoz del PNV, Josu Erkoreka, quien ha afirmado que el anteproyecto de ley del Gobierno revoluciona la regulación y la supervisión de los mercados y la competencia.

En su opinión, la fusión de ocho organismos reguladores en uno único y multisectorial será como "incorporar al mismo recipiente el agua y el aceite, que se repelen".

Erkoreka ha criticado que bajo el pretexto de la austeridad se ponga en funcionamiento un organismo "hipersimplificado que finalmente puede resultar ineficaz y disfuncional".

El portavoz del grupo vasco ha asegurado que sólo Estonia tiene en Europa un modelo parecido y ha dicho que podría no cumplir con los requisitos de la UE.

Por su parte, el presidente ha afirmado que existen esquemas de supervisión similares en Alemania y en el Reino Unido.