La concejal de Bienestar Social del Ayuntamiento de La Laguna, Blanca Pérez, puso ayer a disposición del alcalde, Fernando Clavijo, su cargo en la corporación para que, según hizo constar en un comunicado, "tome las medidas que considere oportunas".

El alcalde, Fernando Clavijo, destacó que "Blanca Pérez ha cometido un error importante" y que meditará bastante la decisión a tomar. En declaraciones a Radio Club Tenerife añadió que la edil "pagará ante la Justicia, como cualquier hijo de vecino, pero como los hechos son muy recientes, no se puede tomar una decisión a la ligera porque la infracción afecta a su vida privada".

La decisión de Blanca Pérez, edil de CC, viene precedida por su detención por agentes de la Policía Local al conducir en sentido contrario y supuestamente bajo los efectos del alcohol por la avenida de Los Menceyes.

Los policías acudieron al lugar porque diferentes conductores advirtieron al 112 de que un turismo marca Volkswagen Polo bajaba la referida vía pero en sentido contrario, lo que obligó a los vehículos que subían a realizar complicadas maniobras para evitar choques frontales que pudieron tener graves repercusiones.

Cuando la patrulla de la Policía de La Laguna se dirigió hacia el lugar, interceptaron a la concejal a la altura del Instituto de Astrofísica de Canarias, indicándole que detuviera el vehículo. La sorpresa de los agentes fue cuando la edil se bajó de su coche y salió corriendo, obligando a los policías a perseguirla para ser detenida 40 metros más adelante. En ese momento, Blanca Pérez empezó a gritar que llamaran al concejal de Tráfico y Seguridad Ciudadana, José Alberto Díaz Domínguez.

Al percibir que la concejal estaba bajo los efectos del alcohol, los policías solicitaron la Unidad de Atestados, que, tras aplicar el correspondiente control de alcoholemia, hizo constar unas cifras comprendidas entre 0,77 y 0,81.

Blanca Pérez pidió disculpas ayer "tanto por lo acontecido como por los perjuicios que se pudieran derivar de ello", y se mostró dispuesta a "asumir plenamente y no eludir ninguna de las responsabilidades derivadas de tales hechos", por los que tendrá que responder, además, "como cualquier ciudadano, ante la Justicia".

Delito en seguridad vial

Según la normativa legal vigente, la actuación de Blanca Pérez supone dos delitos que atentan contra la seguridad vial y el conducir bajo los efectos del alcohol.

Tanto el primer teniente de alcalde, Javier Abreu, como el portavoz del PP, Pedro Suárez, y el concejal de Por Tenerife Nacho Vicia- na evitaron manifestarse ayer sobre la actuación de Blanca Pérez.

El presidente de la FAV Aguere, Paco Barreto, dijo ser consciente de que la concejal había cometido "un acto grave", pero recordó que "todos los seres humanos pueden cometer errores y tienen derecho a una segunda oportunidad". El presidente de la Asociación de Vecinos del Casco, Pablo Reyes, valoró "la forma correcta de proceder de la concejal al asumir públicamente su error".