Tenerife

La familia de Vicenta Díaz ratifica que ella escribió la carta contra Melchior

En un comunicado hecho público ayer, el viudo y la hija afirman que lo hizo ante ellos y en plenitud de facultades, por lo que "la negación de su autoría es espuria e interesada". Antonio Pérez y Patricia Pérez piden respeto a su memoria y lamentan la utilización política que se está haciendo de ella tras su muerte.
EL DÍA, Tenerife
3/jul/11 1:06 AM
Edición impresa

EL DÍA, Tenerife

Antonio Pérez Pérez y Patricia Pérez Díaz, el viudo y la hija de la recientemente fallecida consejera del Cabildo Insular de Tenerife, Vicenta Díaz Sáez (la llamaban Tita), firman un documento remitido por el Partido Popular (PP) ayer a través del que salen al paso de "las reiteradas declaraciones del presidente del Cabildo, Ricardo Melchior Navarro", en las que este pone en cuestión la autoría de una carta o discurso en la que era criticado por quien compartió con él tareas en el Gobierno insular durante el mandato que concluyó el 17 de junio pasado.

La familia asegura en ese texto que Vicenta Díaz (q.e.p.d.) "preparó y escribió" el documento objeto de polémica para leerlo en el último pleno celebrado por la Corporación insular durante el mandato anterior.

Este pronunciamiento público de su viudo e hija se produce "con el deseo de que sea respetada la memoria de nuestra esposa y madre y para zanjar definitivamente una polémica que ni ella ni nosotros habíamos buscado".

A tal fin, puntualizan que el texto que fue reproducido por algunos medios de comunicación parcial o totalmente "fue escrito por Tita Díaz Sáez en nuestra presencia y refrendado con su firma. Cualquier negación de su autoría es espuria e interesada y más cuando ella, tristemente, ya no puede defenderse. Ella escribió ese texto en el momento en que se dio de alta para leerlo en el último pleno de la legislatura; es decir, en plenitud de facultades. Por desgracia, y por distintas circunstancias ajenas a su salud, no pudo intervenir en la sesión".

Investigación.- Además de lamentar "la utilización política que se está haciendo de Tita Díaz tras su muerte", su viudo e hija dicen de ella que fue "una mujer que luchó por su pueblo, Güímar, y por la Isla de Tenerife, y que recibió en el Cabildo, por parte de su presidente, un trato injusto y vejatorio que ella misma denunció en su escrito final. Animamos a los partidos políticos presentes en la Corporación insular a que acudan a la autoridad judicial competente para el esclarecimiento de todo lo denunciado por Tita Díaz Sáez en el referido texto".

No más polémica.- Al mismo tiempo que exigen "que se respete su memoria", Antonio Pérez y Patricia Pérez entienden que "crear más polémica es inútil, entre otras cosas porque ella ya no puede responder ni defenderse. Pedimos respeto a su memoria, tanto al señor Melchior como a los medios de comunicación y a las personas que intentan manejar a su antojo su testimonio político".

En concreto, lamentan "profundamente la actitud de algunos medios audiovisuales que han dado cobijo a declaraciones intolerables contra nuestra esposa y madre, sin que ella pudiera rebatirlas".

Agradecimientos.- En el último apartado del documento dado a conocer ayer por el PP de Tenerife, el viudo y la hija de Vicenta Díaz Sáez agradecen, "una vez más, al pueblo de Güímar, al de toda la Isla de Tenerife, al Partido Popular, de una manera especial a su presidenta, Cristina Tavío; al senador, Antonio Alarcó; al alcalde de Güímar, Rafael Yanes, y a su esposa, Loli; a la teniente de alcalde de esta ciudad, Luisi Castro, y a todos los amigos de la familia los testimonios continuos de solidaridad y de respeto hacia nuestra esposa y madre, cuya trayectoria personal y política ha de ser un ejemplo para todos".

El documento está datado en Güímar con la fecha de ayer.

A las 5:00 horas del pasado 18 de junio falleció Vicenta Díaz Sáez, quien había sido reelegida el 22 de mayo como consejera del Cabildo Insular de Tenerife en la candidatura del Partido Popular y como concejal del Ayuntamiento de Güímar, en el que ya tenía el cargo de primera teniente de alcalde. Durante varios años luchó contra un cáncer, lo que le dificultó ejercer sus cargos políticos durante el mandato anterior. Fue alcaldesa güimarera en los periodos 1996-1999 y 2003-2007.

LA clave

La intervención que no pudo ser

Durante la última sesión plenaria del mandato, celebrada el 29 de abril, Díaz quería leer el documento en el que acusaba a Melchior de, entre otras cosas, "maltratar psicológicamente" a consejeros y funcionarios, convocar concursos públicos con fines electorales, ser un "glotón" con las áreas de poder, desleal e, incluso, "cruel en el trato personal" que le dio a ella. También aludía a "intereses oscuros" en la resolución de una contratación para la conservación de las carreteras, y dijo que fue objeto de una acusación falsa por parte del presidente insular, al que acusa asimismo de estar interesado en la participación "de algunas empresas" en determinados concursos públicos. "Yo le acuso, señor presidente, de vulnerar mis derechos personales y políticos", concluía el documento, que no pudo leer Vicenta Díaz, ahora se sabe que por su estado.