Tenerife

Ricardo Melchior pone en duda la autoría de la carta de Vicenta Díaz

El presidente del Cabildo califica las acusaciones vertidas contra él por la consejera del PP (ambos en funciones y electos) de insultos e injurias, si bien deja claro que la utilizaron para desprestigiarlo a través de un documento escrito por alguien que, a su juicio, no conoce el funcionamiento de la Corporación insular.
J.A. MEDINA, Tenerife
17/jun/11 2:02 AM
Edición impresa

J.A. MEDINA, Tenerife

El presidente en funciones y electo del Cabildo de Tenerife, Ricardo Melchior, puso en duda ayer la autoría de la carta suscrita por Vicenta Díaz, consejera insular (también en funciones y electa) del Partido Popular, en la que esta vertía varias acusaciones contra él por presuntas irregularidades en el ejercicio de su cargo durante el mandato que finaliza hoy. "Está claro que la persona que escribe eso no conoce el funcionamiento del Cabildo", aseguró. El original de dicha carta ha sido comprobado por EL DÍA y lleva la firma de la consejera, quien dio el visto bueno a su publicación.

En lo que valoró como "un tema muy difícil y muy triste", Melchior catalogó el contenido del documento hecho público ayer como "insultos e injurias", si bien aclaró que no ha hablado con Vicenta Díaz. Naturalmente, negó todas las acusaciones de las que fue objeto en la misiva.

"Que utilicen a una persona que está en una situación difícil para intentar desprestigiar a otra es lo último que debe hacer un ser humano", añadió el presidente de la Corporación insular, quien también llamó la atención sobre el momento en el que se dio a conocer la carta públicamente. "Es mucha casualidad que salga hoy (refiriéndose a ayer), cuando cesan los consejeros del Partido Popular; que salga hoy, cuando presentamos el pacto CC-PSOE, y que salga en los medios en que salió, EL DÍA y ABC, son muchas casualidades", apostilló Ricardo Melchior.

En virtud del pacto entre CC y PP que formó el Gobierno del Cabildo durante el mandato que concluye esta tarde con la constitución de la nueva corporación, Vicenta Díaz Sáez tuvo la responsabilidad de Carreteras. Su estado de salud, al que implícitamente aludió ayer el presidente de la corporación, obligó a la consejera a ausentarse y delegar sus responsabilidades.

Las acusaciones

Durante la última sesión plenaria del mandato, Díaz quería intervenir para leer el documento en el que acusaba a Melchior de, entre otras cosas, "maltratar psicológicamente" a consejeros y funcionarios, de convocar concursos públicos con fines electorales, de ser un "glotón" con las áreas de poder, de ser desleal e, incluso, "cruel en el trato personal" que le dio a ella.

En ese escrito, Vicenta Díaz también alude a "intereses oscuros" en la resolución de una contratación para la conservación de las carreteras, y menciona que fue objeto de una acusación falsa por parte del presidente insular, al que acusa a además de estar interesado en la participación "de algunas empresas" en determinados concursos públicos.

"Yo le acuso, señor presidente, de vulnerar mis derechos personales y políticos", concluía el documento que no pudo leer Vicenta Díaz en el pleno celebrado el 29 de abril.

La relación entre Díaz y Melchior data de muchos años atrás, algo a lo que también aludía la consejera en su escrito. Esa amistad llegó a ser un aspecto fundamental en la configuración del gobierno PP-CC que gestionó Güímar en el periodo 2003-2007, con ella como alcaldesa. Tal circunstancia le generó críticas internas a Melchior, al no intervenir para propiciar la reedición de ese gobierno local en el año 2007.