La lista de víctimas de la represión franquista que la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de la Isla de Tenerife busca actualmente en Las Cañadas del Teide se ha incrementado desde 47 a 66 después de los primeros trabajos desarrollados por este colectivo.

El proyecto, financiado por el Ministerio de la Presidencia con 56.700 euros, comenzó a ejecutarse el 1 de marzo y tiene una duración prevista de seis meses. Las actividades que comprende se han planteado en función de distintas vías de trabajo, como la archivística o la tradición oral, a la espera de poder comenzarse las prospecciones arqueológicas, previstas para el mes de junio.

De esta manera, se han formado tres equipos de trabajo a cargo de los nueve arqueólogos e historiadores que lo componen y que centran la información oral, documentación y archivística y los diferentes aspectos relacionados con la divulgación y el ámbito del Parque Nacional del Teide.

Tras la lectura, análisis y selección de información de la historiografía especializada sobre la represión y las desapariciones en Tenerife, las primeras fuentes investigadas han permitido plantear una primera visión de conjunto sobre el número y las identidades de los desaparecidos (conocidos y nuevos) que se produjeron en Tenerife, de tal forma que se ha aumentado la lista con la que se trabajaba inicialmente (47) hasta el número de 66 desapariciones por investigar.

Uno de las tareas culminadas por el equipo documental ha sido la sistematización de los fondos de la prisión de Fyffes transferidos al Archivo Histórico, integrándolos en la base de datos, y que suponen más de 2.000 referencias. Ello va a permitir contrastar la información de todos los individuos represaliados que aparezcan en adelante durante la investigación.

También se ha ordenado y completado la base de datos sobre la lista de contactos aportados desde La Orotava por la asociación, donde hay una rica tradición oral respecto a los desaparecidos en Las Cañadas, así como de diferentes cronistas municipales de la Isla (Arafo, Güímar, Candelaria, Icod de los Vinos y Garachico), archiveros municipales como el de La Laguna, y otros especialistas en el tema, que han proporcionado información diversa y el acceso a materiales bibliográficos. De hecho se han realizado ya diferentes entrevistas a presos de Fyffes, familiares de desaparecidos y policías municipales, entre otros.

La información cartográfica del contexto histórico se ha iniciado a través de las dependencias del Parque Nacional del Teide y el Archivo Municipal de La Orotava, y basándose en trabajos de remoción de terrenos donde pudieran haberse advertido restos humanos. De esa misma manera se han entablado contactos con asociaciones de apicultores que trabajan en la zona alta de la Isla por si pudieran conocer informaciones sobre simas o fosas en las que pudiera haber restos humanos, así como con centros de mayores.

A lo largo de este mes se va a continuar con el análisis pormenorizado de la diversa investigación carcelaria y judicial y con todo el proceso de análisis de archivos, ampliación de la red de contactos y testimonios de informantes, entrevistas orales, además de con diferentes charlas sobre el proyecto en centros de enseñanza, sociales y culturales.

la clave