La Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sahara (CEAS) ha pedido hoy al Gobierno que exija a las autoridades de Rabat el cumplimiento de sus obligaciones internacionales con respecto al pueblo saharaui después de la muerte de un joven en los campamentos instalados en El Aaiún.

CEAS ha instado a la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, a reunirse con su homólogo marroquí, Taib Fasi Fihri, para demandarle que "cese el acoso y la violencia" contra la población saharaui.

La coordinadora, en una nota, ha denunciado el comportamiento del reino alauí después de la muerte ayer de un joven saharaui de 14 años por disparos de agentes marroquíes.

El suceso ocurrió cuando el adolescente intentaba acceder en un vehículo al campamento que miles de saharauis han levantado en las afueras de El Aaiún, la capital del Sahara Occidental, en protesta por sus condiciones de vida en la zona bajo control marroquí.

CEAS ha reclamado a la UE que paralice de forma inmediata el Estatuto Avanzado concedido a Marruecos y que no renueve el acuerdo de pesca.

También ha demandado a la ONU a que intervenga urgentemente para garantizar la seguridad de los saharauis.