Portada
CULTURA

VIERNES, 27 DE ABRIL DE 2001


VANGUARDIA La obra multimedia ser? escenificada a las 21 horas en el espacio El Tanque
Concha Jerez y Jos? Iges presentan hoy ?M?sica de circo para una catedral?

SANTA CRUZ DE TENERIFE (REDACCI?N). Diversas disciplinas pasadas por el tamiz de la tecnolog?a electr?nica confluyen en ?M?sica de circo para una catedral?, espect?culo multimedia que hoy, viernes, y ma?ana, s?bado, se escenificar? en el espacio cultural El Tanque de la Capital tinerfe?a. Las audiciones comenzar?n a las nueve de la noche y tendr?n entrada gratuita. La singular idea, presentada ayer en el Cabildo, tiene como directores a Concha Jerez, responsable de la realizaci?n de v?deo, y Jos? Iges, coordinador del grupo Ars Ac?stica de la UER (Uni?n Europea de Radiodifusi?n), a cuyo cargo est? la difusi?n y la mezcla sonora. La m?sica es el punto de encuentro de los diferentes lenguajes y recursos expresivos que Jerez e Iges articulan con ayuda de un equipo en el que destaca la voz de Belma Mart?n, la percusi?n de Pilar Subir? y el tratamiento electr?nico de las realidades sonoras, por Pedro L?pez. Un conjunto de actores, c?maras, trombones tenores y trompetas completan el elenco art?stico de esta obra producida por Javier Ruiz. Seg?n sus directores, el montaje conjuga ?un cierto car?cter festivo?, propio del circo, con ?la naturaleza catedralicia? de un espacio ?profano, industrial?, caracterizado por el ?gigantesco tiempo de reverberaci?n que lo define ac?sticamente?. ?Como en toda catedral - se?alan sus autores - , se "oficiar?a" aqu? una cierta ceremonia de transmutaci?n de s?mbolos, lo que supone en cierto sentido su transgresi?n: as? con la ayuda de la tecnolog?a electr?nica, un gesto se multiplica o se divide, mostrando sus correspondencia y su poli?drica naturaleza?. La reverberaci?n de El Tanque permite a sus int?rpretes ?una superposici?n brumosa de m?sicas, una "m?sica de m?sicas"?. Frente a ese proceso de solapamiento, tambi?n hay momentos para m?sicas aisladas, pues ?en el decurso de la obra se valora tanto el silencio como la veloz proliferaci?n de sonidos?.

En s?ntesis, ?M?sica de circo para catedral? se ofrece, seg?n sus autores, como un ?drama de tiempos y espacios? transfigurados.



© Editorial Leoncio Rodríguez, S.A. - Contacte con nosotros: eldia@eldia.es