Vida&Cultura

Los canarios esperan más del doble que el resto por un examen médico

UGT ha cruzado datos oficiales sobre esperanza de vida, financiación y listas de espera y la conclusión es que ninguna comunidad tiene índices sanitarios tan malos como el Archipiélago.
G. Maestre, S/C de Tenerife
14/jun/13 1:13 AM
Edición impresa

El sindicato UGT en Valencia ha realizado un exhaustivo análisis -más de 320 páginas y un centenar de gráficos- en el que compara la realidad sanitaria entre todas las comunidades autónomas, a través del cruce de datos oficiales, del que se desprende que es en las Islas donde más y mayores problemas existen, puesto que se sitúa en el "vagón de cola" de casi todos los parámetros medidos.

Sin embargo, el dato que más ha preocupado a los dirigentes sindicales es detectar que en Canarias se han producido una media de 502 "fallecimientos prematuros" anuales entre 1999 y 2009, periodo al que corresponde el informe.

"El concepto de fallecimiento prematuro lo aplicamos cuando se detecta que en una determinada patología la prevalencia es menor que la media del país y, sin embargo, la tasa de mortalidad es más alta. No hay ninguna explicación lógica para que se produzcan estos fallecimientos, porque hay menos enfermos que en el resto del país pero la realidad es que mueren más. Solo se puede explicar si se tienen en cuenta hipótesis como que no hayan sido atendidos adecuadamente en tiempo y forma", detalló ayer en rueda de prensa el secretario general de UGT en el País Valenciano, Luis Lozano.

Además, detalló que las principales causas de estos fallecimientos prematuros en el Archipiélago son por ictus, neumonía, cardiopatía isquémica y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), y vinculó esta elevada mortalidad con "variables que afectan directamente a la salud de las personas como son la eventualidad del personal y la sobresaturación de los centros, que hace que Canarias, en concreto, tenga un 9% más de ingresos en urgencias que la media nacional y esté a años luz de comunidades como Castilla León".

Y es que las listas de espera y el tiempo que se permanece en ella parece que es la piedra angular de todos los problemas sanitarios que se registran en el Archipiélago y así se plasma en el informe que recoge que la demora media para que un especialista vea un paciente por primera vez se sitúa en los 105 días, un 137% más que la media española que no alcanza si quiera los 45 días. También en la espera para hacerse pruebas diagnósticas, los canarios son los que llegan los últimos, puesto que deben aguardar 103 días, frente a los 47,5 de media nacional, un 117% más.

"Estas cifras son un auténtico escándalo y dan idea del sufrimiento que tienen que pasar muchos de los pacientes hasta que llegan a su médico", insistió Lozano, que criticó con dureza al Gobierno de Canarias, en general, y al presidente, Paulino Rivero, en particular, por no financiar adecuadamente la sanidad .

"La situación sería otra muy diferente si Canarias no hubiera dejado de recaudar los impuestos propios que se le cedieron desde el Estado, ya que solamente entre 2006 y 2009 dejó de cobrar más de 300 millones de euros debido a las excensiones fiscales, y, según el cruce de información hecho entre datos del Ministerio de Sanidad, la Agencia Tributaria, el Instituto Nacional de Estadística (INE), Farmaindustria, el CSIC y la Organización de Consumidores, entre otros organismos oficiales, haría falta un mínimo de 104 millones de euros para acercarse a la media per cápita en España. Nunca se tomó esa medida y no es previsible que se tome ahora", sentenció el representante sindical.

Por su parte, la Consejería de Sanidad rechazó las afirmaciones de UGT acerca de que Canarias está en el "vagón de cola" de la sanidad española y recordó que las conclusiones del estudio dado a conocer ayer "no son actuales y corresponden, como máximo, a hace cuatro años".

"No más dinero de sanidad para otras cosas"

La secretaria Estatal de Salud de UGT, Pilar Navarro, acompañada del secretario general de UGT en el País Valenciano, Luis Lozano; del secretario de Salud de esta misma organización, Miguel Uso Villalante, y el secretario general de la Federación de Salud de UGT en Canarias, Francisco Bautista -además de dar a conocer ayer el informe sobre la situación de la sanidad pública en Canarias-, hicieron un llamamiento público a la clase política del Archipiélago y de España para que consigan que las partidas para sanidad sean finalistas.

"Existen pactos políticos sobre financiación política que no son más que acuerdos destinados a que no haya fricción entre formaciones y que no se basan en las necesidades reales, porque si así fuera el primer compromiso debería ser que ningún euro pensado y destinado para sanidad pueda ser utilizado para otra cosa; algo que está sucediendo ahora", manifestó Navarro, antes de que los demás dirigentes insistieran en que "mire como se miren los datos en Canarias, siempre está lejos de la media española y para peor".