Venezuela

El embajador venezolano pide que se resintonicen las relaciones con España

El embajador de la República de Venezuela en España, Bernardo Álvarez, confiaba ayer en que la Cumbre Iberoamericana que se celebrará el mes de noviembre en Cádiz sirva para "resintonizar" las relaciones entre América Latina, España y Europa, además de mostrar su interés en ampliar la colaboración económica.
AGENCIAS, Sevilla
5/jun/12 1:06 AM
Edición impresa

El embajador de la República de Venezuela en España, Bernardo Álvarez, pidió ayer que la Cumbre Iberoamericana de noviembre próximo en Cádiz sirva para "resintonizar" las relaciones entre América Latina, España y Europa, y también mostró interés en ampliar la colaboración económica.

Álvarez hizo estas afirmaciones tras reunirse con el presidente andaluz, José Antonio Griñán; con el vicepresidente, Diego Valderas, y la consejera de la Presidencia e Igualdad, Susana Díaz, en una jornada de trabajo que continúa hoy con otras consejerías para fijar un programa de colaboración entre Andalucía y Venezuela.

Tras mostrar "interés" en conocer la "experiencia novedosa" del gobierno de izquierda que forman PSOE e IU en Andalucía, el embajador subrayó los "cambios" que se están produciendo en América Latina, Europa y en España.

Gracias a estos cambios, el embajador ha propuesto que la cumbre de Cádiz sirva para definir "cuáles son los escenarios de futuro" y "resintonizarnos a los nuevos tiempos" en Europa y en América Latina, donde recordó que se ha tomado "un camino de reafirmación de muchos principios nacionales" y de críticas "muy fuertes" al neoliberalismo.

Colaboración económica

Respecto a la colaboración económica, el embajador enfatizó el programa de construcción en astilleros de Cádiz de siete buques para Venezuela, en los que se han empleado ocho millones de horas, han participado 400 empresas y ha supuesto una factura de 500 millones de euros.

El contrato incluye la construcción de un octavo buque en Venezuela, aunque parte se hará en Cádiz, indicó el embajador, que ha mostrado la posibilidad de colaborar a largo plazo con empresas auxiliares andaluzas porque Venezuela tiene "grandes necesidades en la industria naval" y quiere tener "capacidad naval propia".

El embajador indicó que hasta ahora ha habido inversión española de grandes corporaciones y apuntó que ha llegado la hora de aumentar el intercambio con pequeñas y medianas empresas de bienes y servicios, algo que además serviría para paliar la crisis económica en Andalucía, como ha dicho que le ha explicado Griñán.

También tiene previsto reunirse con otras consejerías porque existen posibilidades en áreas de eficiencia y ahorro energético, agrícola y cultural, agregó.