Última
LO ÚLTIMO:
Un hombre apuñala mortalmente a su expareja en una tienda de Palma leer

La distancia, el "sparring"

El Día
10/sep/18 6:11 AM
Edición impresa

L as metas, en ocasiones, suponen recorrer miles de kilómetros. Para los canarios, más. Es el caso de la sanmiguelera Cathaysa Delgado, pues el muay-thai, una vez más, la lleva lejos del municipio de San Miguel de Abona, concretamente a Holanda. En este mismo año viajó a Tailandia y allí se adjudicó el título mundial neoprofesional de muay-thai en la categoría de 57 kilos, en los campeonatos Pro Am. Ahora, define sus metas desde el crecimiento personal.

"Me encuentro muy bien, contenta. Esta experiencia (en Holanda) me sirve para vivir cosas nuevas, conocer gente y, sobre todo, aprender tanto a nivel deportivo como personal", declara a EL DÍA desde los Países Bajos.

Cathaysa busca, a más de 3.690 kilómetros de su casa, seguir preparándose. No obstante, no olvida a Ricardo Forestiel, el maestro que la ha "hecho" como artista marcial. La nak muay -así se denominan las personas que practican muay thai- estima permanecer dos meses en Holanda y no rehuye a la posibilidad de que le surja algún combate en esta etapa.

La deportista es consciente de las limitaciones que tienen la Isla y el Archipiélago para entrenar y progresar, pero reconoce sentirse "muy a gusto" cuando tiene que hacerlo. Además, puntualiza que entrenando en su gimnasio y con su entrenador no le impide seguir en la Federación y acudiendo a campeonatos. Ahora, estar en Los Países Bajos le posibilita "seguir cumpliendo sueños" y "conocer otros países" disfrutando de lo que verdaderamente le "gusta", recalca.

La tienerfeña sigue escalando en su trayectoria. Tanto es así que de amateur ha pasado a combatir a nivel neoprofesional. Ahora, el objetivo está en cerrar combates profesionales, lo que supondría un salto en su carrera.

Cathaysa Delgado, conocedora del arte marcial que practica, define la cantera canaria de muay thai como "una de las mejores a nivel nacional e incluso europeo".

Pese a no tener definido un próximo combate, la sureña quiere pelear en ligas profesionales. Cathaysa, chook dee -buena suerte en tailandés-.