Última
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El PP quiere que los jueces, y no el Parlamento, elijan al Consejo General del Poder Judicial leer
JOSÉ CARLOS MARRERO

El Cotarro

12/ago/18 6:39 AM
Edición impresa
El Cotarro

LO QUE HAY DETRÁS, Y MUCHOS NO LO VEN

La gente es buena por naturaleza y la mayoría de las personas está por el bien y por lo positivo. Pero también hay gente (menos) que muchas veces critica de forma negativa y habla más de la cuenta, desde la desinformación y la ignorancia o, mucho peor, desde la "falta de ignorancia". Aunque me "tire de las orejas" nuestro obispo, Bernardo Álvarez, debo decir que, más allá de las creencias y "practicancias" (que diría el mago), en las hermandades y cofradías de nuestra Diócesis se desarrolla una labor social y caritativa, desde el voluntariado y el altruismo, que ya quisieran para ellos muchos ayuntamientos y cabildos. Les hablo de recogida y reparto de alimentos, ropas y enseres, atención a enfermos y mayores, respaldo a menores y familias en riesgo de exclusión social, y muchos más aspectos que, en la mayoría de los casos, pasan por la discreción y el anonimato.

LAS COFRADÍAS NO FABRICAN BILLETES

Además, y como creo que reconoce y valora Bernardo Álvarez, cada vez más, las hermandades y cofradías ayudan al mantenimiento y conservación del patrimonio religioso de nuestras islas, que muchas veces, por cierto, es un gran reclamo para turistas nacionales y extranjeros, que luego dejan sus perritas en nuestros pueblos y ciudades. Para desarrollar esa labor de conservación y la social y caritativa, callada y permanente a lo largo de los años, las cofradías cobran sus cuotas, solicitan y recaudan donativos voluntarios, realizan actos, venden rifas y décimos de lotería, etc. Pero ni la Esclavitud del Cristo, ni cualquier otra hermandad o cofradía, tiene capacidad para fabricar billetes.

CUMPLEAÑOS MENSUAL CON TARTA Y VELASn Quizá la más antigua de ellas en Canarias (o una de las más veteranas) es la Pontificia, Real y Venerable Esclavitud del Stmo. Cristo de La Laguna, cuya Junta de Gobierno preside actualmente el abogado lagunero Francisco José Doblas González de Aledo, en su condición de esclavo mayor. En el caso de la lagunera Esclavitud del Cristo, por ejemplo, cada año se reparten toneladas de alimentos, ropas y enseres. Cada fin de mes, Francisco Doblas y su Directiva, junto muchos esclavos voluntarios, van al Hogar Santísimo Cristo (el querido, emblemático y veteranísimo Asilo de Ancianos) y le celebran su cumpleaños (con tarta, velas y grupo musical o tuna, con bailoteo incluido) a los mayores (hombres y mujeres) que ese mes han cumplido aniversario de nacimiento.

FIESTA ESPECIAL POR EL "DÍA DEL ABUELO"

Hace unas semanas celebraron el "Día de los Abuelos" y, de forma especial sacaron de paseo a todas las personas mayores residentes en el Hogar, que podían salir por sus condiciones físicas y de salud, y que, libre y voluntariamente, lo quisieron. Acompañados por sor Modesta Durán Pérez, superiora de la comunidad religiosa de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, que regenta la residencia, quienes salieron lo pasaron "pipa", fueron a ver al Cristo, pasearon por la Recova y terminaron en un picoteo que todos agradecieron vivamente. El Hogar del Santísimo Cristo de La Laguna, también llamado el Asilo de Ancianos, lleva 120 años dando cariño a los abuelos y abuelas, y luchando, en algunos casos, con la soledad que supone el no vivir con sus familias. Para hacer esto realidad hacen falta fondos, y la Esclavitud, las hermandades y cofradías ayudan.

IDEA INTELIGENTE PARA LA LABOR SOCIAL

Hace un par de semanas comenté algo sobre el interesante proyecto de dotar La Laguna de un nuevo servicio de velatorio (que NO tanatorio) para el casco de la ciudad junto a la propia plaza del Cristo. Una idea y un proyecto privado (totalmente legal y absolutamente viable) que surge de la propia Esclavitud del Cristo, con el objetivo de conseguir fondos estables para el mantenimiento del templo y de cara a su labor social y caritativa. Francisco Doblas y su Junta de Gobierno lo presentaron a la última Asamblea General y fue aprobado por unanimidad. El tema, repito hoy, ha generado un debate "contaminado" en el que, repito, hay mucho de desinformación, algunos intereses inconfesables por parte de alguna "rara avis" y mucha "falta de ignorancia". En dos o tres semanas les doy mayor y más completa información.

13 DE LOS 19 ESCLAVOS MAYORES VIVOS

Pero, para abundar en la corrección con lo que se está haciendo todo, sepan que, a propuesta del propio Francisco Doblas, hace unos días se reunieron 13 de los 19 esclavos mayores que siguen vivos y estuvieron hablando de futuro en positivo. Todos siguieron estando de acuerdo en la viabilidad, conveniencia y beneficio del velatorio, y creo que también de abrir la Esclavitud (sin prisas, pero sin pausa) a la entrada de mujeres. Los 5 restantes, que también están vivos, no pudieron asistir por diversos motivos y se disculparon por ello. Pero creo que la unanimidad entre todos ellos es absoluta, en beneficio de la Esclavitud y de los fines religiosos, sociales y caritativos que defiende y viene desarrollando desde el año 1659.

BUEN REMATE EN LA TABERNA EL REMOJO

EComo no podría ser de otra manera, el positivo encuentro se remató con una cena (que pagó de su bolsillo el esclavo mayor) en la lagunera taberna El Remojo (en el número 14 de la calle Rodríguez Moure), que regenta el incansable Luis Rodríguez. Al final se sacó la foto que aquí les pongo (en rigurosa exclusiva) y en la que ustedes pueden ver, de izquierda a derecha, a Juan Ponte Cúllen, Domingo Lecuona Fernández ("Chomin"), Domingo Hernández Yanes, Emilio La Roche Machado, Carlos Pérez-Godiño Cabrera, Francisco José González de Aledo y Buergo, Ruperto Cabrera Barroso, Iván Manuel González Riverol, José Suárez Méndez, Jorge Andrés Melón Rodríguez, Francisco Doblas González de Aledo (actual esclavo mayor) y Domingo Luis Martín y Rodríguez Acuña. También asistió, pero no se le ve porque fue él quien sacó la foto, Juan José Miguel Pérez González. O sea, 13 de los 19 esclavos mayores que están felizmente vivitos y coleando.

josecarlosmarrero@elcotarro.com

JOSÉ CARLOS MARRERO