Última

"Approach" hacia el Piolet

D. Hdez.
18/jun/18 6:13 AM
Edición impresa

J uan Diego Amador, un tinerfeño nominado al Piolet de Oro 2018. Geógrafo y alpinista, la vocación le ha servido para dotar a sus educandos de conocimientos basados en el empirismo. Ha coronado las principales cimas e, incluso, bautizó en la India el Pico Islas Canarias.

Al deportista de montaña le "pilló por sorpresa" la nominación para el Piolet de Oro. "Me parecía imposible, pensé que se trataba de un error. Un comité de sabios de todo el Planeta me seleccionó de manera objetiva", esclarece el alpinista.

Su labor en el pasado año le avaló a la hora de figurar entre las 50 nominaciones, de las cuales tan solo puede haber un galardonado. Estableciendo una comparación, el Piolet de Oro es para el alpinista lo que es el Oscar para el actor. Su ascenso al Himalaya, concretamente al dificultoso Tetleh Kangri (6.025 metros), donde coronó una cima ignota que, a la postre, bautizó como Pico Islas Canarias, le dio el billete para la distinción.

"El ya estar entre los 50 nominados me produce una satisfacción enorme. El alpinista y el geógrafo que reside en mi persona obedecen a un instinto muy primario que es el de curiosear; eso me llevó a muchas riñas con mi familia en la infancia", relata Juan Diego.

El mentado alpinista ha abierto la brecha y se ha convertido en el primer canario en estar nominado para el Piolet de Oro. El ganador se conocerá en Polonia el próximo 20 de septiembre.