Tenerife

El Ayuntamiento de Santa Cruz adjudica la reforma del Tena Artigas por 1,3 millones

Santa Cruz de Tenerife, Europa Press
29/dic/17 13:05 PM
eldia.es

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife adjudicó hoy viernes las obras de reforma del colegio Tena Artigas, en Miramar, por 1,3 millones de euros, lo que permitirá su conversión en Centro Municipal de Formación y Empleo.

El alcalde, José Manuel Bermúdez, ha subrayado el carácter estratégico de esta actuación, que permitirá dotar a la capital tinerfeña de un equipamiento "moderno y funcional" para las acciones de formación y empleo. Añadió que con esta actuación también se liberará el espacio que actualmente ocupan en el edificio de Ireneo González que, a su vez, albergará las reales academias.

Bermúdez explicó que uno de los objetivos fundamentales de la Corporación es mejorar las herramientas y métodos de la formación para conseguir una inserción efectiva y estable de los desempleados en el mercado laboral y seguir incrementando, de esta manera, la competitividad del municipio.

El concejal de Hacienda, Juan José Martínez, señaló que las obras hoy adjudicadas tienen un plazo de ejecución de doce meses a partir de su inicio y que el Tena Artigas, además de convertirse en sede central de las políticas de Formación y Empleo de la ciudad, acogerá un nuevo centro de participación ciudadana para los vecinos del área Ofra-Miramar, gestionado por la oficina del Distrito.

Martínez avanzó que los trabajos podrían comenzar el mes de febrero y que la empresa adjudicataria, la UTE formada por VVO Construcciones y Víctor Rodríguez e Hijos, presentó diversas mejoras, como un segundo ascensor, el acondicionamiento de las canchas deportivas y mejoras en la accesibilidad.

Como resultado del proyecto, el nuevo complejo tendrá más de una docena de aulas, nuevas canchas y locales vecinales que constituyen una importante necesidad en el distrito.

El acceso al edificio será remodelado íntegramente, sustituyendo el piso existente por un pavimento de hormigón impreso, colocado sobre un terreno bien compactado y una solera. La barandilla existente también se sustituirá por una nueva, metálica. Asimismo, el muro de cerramiento del complejo será sustituido, de acuerdo con los actuales parámetros de seguridad.

Para acondicionar el edificio se colocarán dos rampas exteriores delante de cada acceso con el fin de eliminar las barreras arquitectónicas. También se instalarán dos ascensores altamente eficientes que comunicarán todas las plantas y se sustituirán la carpintería metálica actual, la fontanería y el saneamiento.

En la cubierta del salón de actos, se procederá a la eliminación de las claraboyas, se impermeabilizará y se colocará un nuevo pavimento. Además, se adoptarán medidas para mejorar las condiciones térmicas, se pondrá un nuevo falso techo y se instalarán nuevas luminarias de bajo consumo tipo LED. También se procederá al pintado del interior y exterior, se actualizará la instalación contra incendios y se reformará la totalidad de los baños, incluyendo aseos adaptados.