Santa Cruz de Tenerife

El Cabildo invirtió 150 millones en saneamiento y en depuración

El presidente, Carlos Alonso, informó al Pleno de la gestión insular en la materia y aclaró que el Cabildo es corresponsable sin tener competencia directa, que atribuyó a los municipios.
El Día, Santa Cruz de Tenerife
7/oct/17 6:09 AM
Edición impresa

Carlos Alonso aseguró ayer al Pleno que la Corporación insular destinó 150 millones de euros en los últimos 20 años para acometer unas 300 actuaciones en saneamiento y depuración de aguas residuales. Lo dijo aclarando que "el Cabildo es corresponsable en esta materia, sin tener competencia directa".

El presidente de la institución compareció para informar sobre la relación de las aguas residuales en Tenerife y los graves problemas suscitados al respecto, así como el cumplimiento de las medidas de lucha contra el cambio climático que fueron aprobadas por el Pleno del Cabildo en 2015.

"Ni el Cabildo ni el Consejo Insular de Aguas tienen competencias directas ni para recoger el agua ni para tratarla, salvo que así se establezca en un convenio específico por el que los municipios atribuyan al Consejo la construcción o la gestión de las instalaciones", aseguró el presidente.

En concreto, dijo que desde 1997, el Cabildo, a través del Consejo Insular de Aguas (Ciatf), realizó 116 actuaciones, por un importe a precio constante de 36 millones de euros (43,9 millones de euros actualizado), distribuidas por toda la Isla. Desde 1996, a través de los Planes de Cooperación Municipal acometió 171 actuaciones por 98 millones de euros, y, desde 1983, Balten ejecutó intervenciones en el sistema de reutilización de aguas.

Alonso subrayó que el Cabildo destina 80 millones de euros para mejorar la gestión de aguas residuales en los próximos cinco años, a través del Ciatf y del Plan de Cooperación Municipal. Además, el destacó el "trabajo constante de planificación y coordinación técnica y financiera del Cabildo, como es el caso de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Santa Cruz, que dará servicio al Área Metropolitana y que el Estado ha podido licitar, gracias al trabajo técnico y político del Cabildo y el Ciatf".

Sobre los vertidos de aguas residuales no autorizados, indicó que todos los que se realizan a través de los emisarios submarinos de los sistemas de depuración que gestiona el Cabildo disponen de autorización vigente de la Viceconsejería de Medio Ambiente. Indicó que "es falso que se esté vertiendo al mar de forma descontrolada aguas residuales sin tratar. Prácticamente toda el agua que se recoge se trata con mayor o menor nivel. Ese dato que ha salido en prensa de 57 millones de litros de agua que van diariamente al mar sin tratar es falso y no se corresponde con ningún dato oficial". El presidente añadió que "la gran mayoría de las aguas de baño de Tenerife en la zonas declaradas como tales según el programa Nayade, presentan la calificación de excelentes".

Sobre las microalgas, dijo que es un problema distinto: "La comunidad científica ha vinculado este afloramiento con el calentamiento global y, por tanto, esto es una situación que requiere de otro tipo de medidas en el ámbito de la lucha contra el cambio climático y sus consecuencias".

El presidente aclaró que el Cabildo dispone de una hoja de ruta clara en el cumplimiento del Plan de Acción para la Energía Sostenible destinado al incremento de la eficiencia energética y fomento de energías renovables.

Los ciudadanos tendrán la palabra en movilidad

El Pleno del Cabildo de Tenerife se pronunció ayer sobre la necesidad de presentar propuestas alternativas de movilidad al vehículo privado dentro de los espacios naturales protegidos que registren un volumen de visitantes de gran intensidad, así como en los que existan problemas de seguridad para los peatones, vehículos y ciclistas y en los que se esté generando un impacto negativo en términos de residuos, calidad del aire, ruido, y otros elementos considerados perjudiciales para el entorno y el medio.

La decisión plenaria contempla que las propuestas deberán someterse a un proceso de participación ciudadana que garantice el acceso a la información y permitir la presentación de iniciativas particulares sin otras limitaciones que las generales establecidas en la legislación.

Asimismo, la Corporación insular trabajará, de forma conjunta, con los cabildos y ayuntamientos, en programas que impulsen el consumo responsable, continuando con la potenciación de los programas de información y formación preventivos sobre materia de consumo que se están llevando a cabo a través del centro tinerfeño.