Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Osasuna encadena su tercera victoria a costa de un flojo Tenerife leer

La ofrenda hace región y mira al pasado

La teatralización con la que comenzó la rediseñada ofrenda folclórica y floral sirvió para rescatar costumbres de la propia fiesta hoy en desuso y apostó por la presencia de cantadores de cada Isla.
El Día
16/ago/17 6:09 AM
Edición impresa
La ofrenda hace región y mira al pasado

L a ofrenda floral y folclórica fue, durante decenios, uno de los actos llamativos de la fiesta de la Patrona General de Canarias, la Virgen de Candelaria. Su paulatino languidecimiento, acelerado tras el fallecimiento del padre dominico Jesús Mendoza (17 de octubre de 2013), motivó algunos intentos de recuperarlo, incluso cambiando la fecha de su celebración y, coincidiendo con la crisis económica, apostando más por la entrega de productos y alimentos para su entrega posterior a los más necesitados. Sin embargo, el interés hasta en las otras Islas redujo la presencia de las mismas. Este año, el Ayuntamiento de Candelaria decidió introducir cambios más drásticos incluyendo novedades, tanto en el contenido como en el horario del acto.

Con el nuevo formato, la ofrenda floral y folclórica da un paso adelante. Con el escenario central de las fiestas por base, hasta allí fue trasladada la imagen de la Virgen de Candelaria, que fue recibida por los Guanches de Candelaria y por las principales autoridades de la Isla. Y comenzó la teatralización a través de la que se inició un viaje al pasado. La primera imagen, una rueda de fuego como las habituales cuando la plaza era de arena, con los peregrinos ofreciendo productos del mar, de la tierra y de la ganadería. Las referencias al pasado -vestimenta, utensilios, profesiones, costumbres...- fueron constantes y tuvieron su culmen con la presencia de dos ancianos que estuvieron presentes, siendo niños, en la inauguración de la Basílica (1959).

Esta iniciativa es interpretada como un guiño a la llegada de peregrinos tal como acontecía en otras décadas. En esa teatralización participaron, también, pescadores y cabreros de la Villa Mariana, la Danza de la Venerada Santísima Trinidad de Igueste, la Parranda La Escuelita, Chajoigo, Igonce, Tamarayadre, Savia Nueva, Oroval, Añate y la Hermandad de Labradores de La Orotava. La narración fue del actor José Luis de Madariaga.

La ofrenda celebrada anoche, desde las 21:30 horas, tuvo un marcado carácter regional, pues en ella se contó con la representación de todas las Islas a través de sus cantadores Melquiades Cruz, Covadonga Expósito, Mary Carmen Encinoso, Míriam Jiménez, Alejandro Mendoza y Alfredo de la Rosa (Tenerife), Inma Leal (La Palma), Chácaras y tambores Garajonay (La Gomera), Claudia Álamo (El Hierro), José Ángel Suárez y Parranda Los Álamos (Gran Canaria), Pancho González, Guillermo González y Juan Franquis (Fuerteventura), Iván Díaz (Lanzarote) y Almudena Hernández (La Graciosa), además de Chago Melián, José Manuel Ramos, Bilongo, Tina Riobo, Leyla Melo, Jeremías Martín y Beselch Rodríguez.

Los canarios en el exterior tuvieron un especial recuerdo al final de la ofrenda con vídeos de representantes del hogar canario en Argentina y en Venezuela y con la interpretación del tema oficial de las fiestas de este año, "Seca mis lágrimas", de Bilongo.

Finalmente, con la voz de Chago Melián interpretando "Mi tierra guanche", la imagen de la Patrona General de Canarias, la Virgen de Candelaria, regresó a la Basílica acompañada de los participantes en la ofrenda, que lo hacían moviendo pañuelos blancos, como ocurría décadas atrás en señal de respeto y de alegría por encontrarse con la Morenita.

La fiesta no terminó

El dispositivo de Seguridad y Emergencias registró, entre las 15:00 horas del lunes y las 15:00 horas de ayer, un total de 151 asistencias, 95 de ellas en el puesto médico de Candelaria de Cruz Roja. Los datos oficiales reflejan que el incidente más grave se correspondió con un traumatismo craneoencefálico por una caída, siendo el afectado trasladado al Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria. Evoluciona favorablemente.

Los Sabandeños

El programa de las fiestas no ha concluido. El viernes, a las 21:30 horas, tendrá lugar un recital de música popular a cargo de Igonce y Atlantes. A las 21:00 horas del día siguiente, se celebrará la segunda edición del Festival Internacional de Folclore Villa de Candelaria, que comenzará a las 21:30 horas. Será el domingo (21:30 horas), con el recital fin de fiesta de Los Sabandeños, cuando concluya el programa.

El obispo quiere ver al rey "en persona"

El obispo de la Diócesis, monseñor Álvarez, comenzó ayer su homilía en resaltar el papel de la Virgen en la sociedad insular: "Ininterrumpidamente, generaciones de canarios, desde la aparición de la imagen en la playa de Chimisay hasta hoy, han despertado, mantenido y acrecentado su fe en la veneración a la Virgen María, en su advocación de Nuestra Señora de Candelaria, Patrona de Canarias. También la generación actual". Recordó la desaparición de la primera imagen para explicar que "se perdió la imagen, pero no la devoción".

Una vez más, el obispo envió un mensaje al rey a través del representante de turno -la alcaldesa, en esta ocasión-: "Que alguna vez se haga presente personalmente. A ver si lo conseguimos".

Una parte importante de la homilía la centró Bernardo Álvarez en explicar la afirmación evangélica "el poderoso ha hecho obras grandes por mí", la cual tiene un doble sentido: expresa la gratitud por la obra de Dios en María y, también, la obra de Dios en favor nuestro a través de ella. "La gran, la más importante obra que Dios hace en nosotros, es que Cristo sea engendrado por la fe en nuestros corazones. Ciertamente, como hizo María, podemos decir en primera persona: el poderoso ha hecho obras grandes en mi".

En esta ocasión, Bernardo Álvarez leyó la homilía. En la parte final aludió a la fase celebrativa de la Misión diocesana: "El papa nos repite constantemente que todo cristiano, por el hecho de serlo, es discípulo misionero de Cristo. Es impensable que alguien haya acogido la palabra de Dios y crea en Jesucristo y no se convierta en alguien que a su vez da testimonio de él y lo anuncia a los demás".