Tenerife

La Refinería vuelve a parar el día 22 sin tener fecha para la reactivación

Tras retomar la actividad el pasado día 25 con el objetivo de consumir el inventario de crudo, Cepsa considera que los márgenes de mercado no permiten mantener la producción.
G. Maestre, S/C de Tenerife
12/dic/13 1:12 AM
Edición impresa

La dirección de la Refinería Cepsa de Santa Cruz de Tenerife confirmó ayer que la producción volverá a paralizarse el próximo día 22 a la espera de que mejoren las condiciones de mercado y vuelva a ser rentable la actividad.

En concreto, el apagado de la maquinaria se hará de forma secuencial para causar el menor impacto posible (tal y como se hizo en las labores de arranque) y comenzará el día 18, si bien no es una fecha que aún esté cerrada al cien por cien, sino más bien una estimación realizada por parte de la compañía, que, en cualquier caso, considera que culminará el día 22 de diciembre.

Este nuevo parón se llevará a cabo debido a que los márgenes del mercado siguen siendo muy negativos y, de continuarse con la producción, se generarían graves pérdidas económicas.

No obstante, el mercado parece haberse recuperado de forma sensible en los últimos días, aunque desde Cepsa explican que "es necesaria una estabilidad mayor y una tendencia clara para poder continuar con la actividad y que solo mejore durante unos días no es suficiente para tomar una decisión así".

Así, estas mismas fuentes recordaron que lo que se ha parado es "la actividad de refino de crudo", pero que la Refinería de Santa Cruz de Tenerife sigue "siendo la reserva energética del Archipiélago", de la que se nutre buena parte de la industria eléctrica y que estas seguirán estando garantizadas, manteniéndose en sus niveles habituales.

Respecto a las perspectivas de futuro que genera este nueva suspensión de la actividad, Cepsa no quiso pronunciarse de forma clara ayer, aunque las mismas fuentes de la compañía confirmaron que los representantes de los trabajadores "están siendo puntualmente informados de todo y están al tanto de la situación".

Informe urgente sobre los malos olores

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife solicitó ayer información urgente al Gobierno de Canarias sobre los malos olores y las prealertas detectadas ayer en las diferentes estaciones de medida localizadas en el municipio. En concreto, durante la jornada de ayer se rebasó el valor límite de dióxido de nitrógeno (NO2) para la protección de la salud, gas del que se detectaron 203 y 262 microgramos por metro cúbico de aire (mg/m3) de media entre las 9.00 y las 10.00 horas, y entre las 10.00 y las 11.00 horas, respectivamente cuando el valor límite de protección a la salud es de 200. No obstante, la consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Brígida Mendoza, declaró hace un mes que nunca han existido motivos para alertar a los ciudadanos sobre los presuntos perjuicios que pudiera ocasionar a su salud la actividad de la Refinería de Santa Cruz de Tenerife.