Tenerife

Bermúdez descarta una crisis en la despedida a las dos ediles

Las dos manifiestan motivos personales y aseguran que no pueden dedicarle todo el tiempo necesario a Santa Cruz. Carmen Delia González niega que se vaya por el caso Saida.
El Día, Santa Cruz de Tenerife
18/jul/13 0:57 AM
Edición impresa

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, confirmó ayer lo que los rumores venían contando desde hace días. Dos concejalas del grupo de gobierno municipal, de Coalición Canaria (CC), presentaron ayer sus dimisiones "por motivos personales".

El alcalde quiso dejar claro que las renuncias respondían a decisiones "estrictamente personales" y afirmó que no existían "ni diferencias políticas, ni en el seno del grupo de gobierno ni en el pacto".

Ángeles Arbona, que era concejal pero no tenía asignada área alguna, explicó que su renuncia se debía a la reestructuración del área Sociosanitaria del Cabildo que dirigía. "Es una decisión difícil de tomar pero inevitable y consecuente", dijo, para recalcar su agradecimiento a José Manuel Bermúdez. "Puso en mí su confianza para que le acompañara en un proyecto ilusionante", afirmó.

Por su parte, Carmen Delia González, concejal de Seguridad Ciudadana, se escudó en "razones estrictamente profesionales y de salud" y explicó que el trabajo de concejal requiere una gran "responsabilidad y dedicación". "En el ejercicio de esa responsabilidad he llegado a la conclusión de que lo mejor es presentar mi renuncia", apostilló.

Según el relato de Rodríguez, por esas circunstancias o problemas personales no había podido dedicarle "ni todo el tiempo ni todos los días que la Concejalía requiere".

La todavía edil de Seguridad Ciudadana descartó que su renuncia tuviera nada que ver con el caso Saida. "Reitero el cien por cien de las declaraciones que hice la primera noche", comentó, para añadir que si "hubiera detectado algún fallo" hubiera sido la primera en presentar su dimisión. "Ni el alcalde ni la oposición hubieran tenido que pedirme nada", apuntó.

Bermúdez, por su parte, restó importancia que en dos años de mandato se hayan ido ya cinco concejales, todos ellos por motivos personales y rechazó las insinuaciones del Partido Popular de que hubiera una crisis de gobierno. "Que eso lo diga el PP, que está en el Gobierno del Estado puesto en solfa, es para reírse". "No ven el pedazo de viga que tienen en el ojo, que se llama Bárcenas y compañía".

El alcalde explicó que los sustitutos de las ediles salientes serían Zósimo Darias y Jose Alberto Díaz-Estébanez. El primero asumiría el área de Deportes y el segundo, la de Seguridad Ciudadana y la portavocía del grupo.

Asimismo, destacó que estos cambios no supondrían cargo alguno para las arcas municipales, ya que Hilario Rodríguez renunciaba al área de Deportes debido a su jubilación.

Puede que no haya crisis, pero el hecho es que hace un año se fueron tres concejales del PSOE y ahora, dos nacionalistas.

La salida, en el Pleno

Las dos concejales harán efectiva su renuncia en el Pleno del próximo 26 de julio. No obstante, no será hasta el de septiembre cuando tomen posesión de las áreas los nuevos concejales, según explicó ayer el alcalde en una rueda de prensa convocada a las cinco de la tarde.

Abrazos y besos

A la salida de la rueda de prensa, las concejales salientes repartieron besos y abrazos con sus compañeros. También estuvieron presentes los ediles nacionalistas Ángela Mena y Dámaso Arteaga, que llegó al final de la comparecencia.