Santa Cruz de Tenerife
JOSÉ MANUEL BERMÚDEZ ESPARZA PRESIDENTE DEL COMITÉ LOCAL DE COALICIÓN CANARIA EN SANTA CRUZ

"En CC se acabó la época de los líderes mediáticos que decían lo que querían"

PEDRO PABLO PEÑA, Tenerife
3/ago/08 1:19 AM
Edición impresa

José Manuel Bermúdez Esparza (Las Palmas, 1966), miembro del Consejo Político Nacional y de las ejecutivas insular y nacional de CC, defiende la idea de Canarias como un solo pueblo y con un marco de autogobierno más amplio, refrendado a través del documento elevado al Consejo Político Nacional por las organizaciones insulares, informe base que irá al Congreso de CC en octubre. Además, pone sobre la mesa la importancia de Tenerife en el proyecto nacionalista, que no se podría construir sin su concurso.

-¿Cómo valora el documento del Consejo Político que CC analiza rá en su congreso de octubre?

-Es un primer documento que tendrá que ser estudiado por cada una de las organizaciones insulares y hay un periodo de enmiendas durante todo el mes de septiembre. Como texto base le puedo decir que es un buen preliminar y, en el caso de Tenerife, cuenta con una buena parte del Comité local de Santa Cruz, que ha hecho un buen trabajo. Es un gran punto de partida y, aunque no es el documento final, servirá para perfilar el congreso.

-Analizándolo se extraen elementos muy críticos contra el pro pio partido. ¿Se ha creado así con el objetivo de justificar los pro blemas que ha tenido la formación política en los últimos años, elecciones incluidas?

-Creo que siempre es bueno hacer autocrítica, mientras que sea constructiva; que a cada una de las debilidades se les ponga una solución y, sobre todo, que esa solución se haga efectiva. Pienso francamente que del congreso vamos a salir reforzados, identificando las posibles debilidades del partido y con más fuerza para encararlas con recetas muy claras.

-¿Cuál ha sido la demanda en la que han coincidido todos los in formes insulares?

-El deseo de un mayor autogobierno es algo que todas las organizaciones insulares apoyan. Estoy convencido de que del congreso va a salir un documento donde se intensifique la necesidad de que Canarias profundice en un mayor autogobierno y eso lo podemos hacer porque tenemos experiencia. Todas las competencias que han sido gestionadas por los canarios han mejorado con respecto a cómo las gestionaba el Estado, con sus luces y sus sombras. Todas, al día de hoy, han mejorado, se ha producido un desarrollo de las competencias ejercidas.

-¿Dónde fija usted los límites del autogobierno?

-Lo que tenemos que hacer es ir siempre a más. Qué duda cabe de que nos movemos en un marco constitucional y todavía nos queda desarrollo normativo para llegar a un mayor autogobierno. Dentro de ese marco, tenemos un desarrollo por conseguir y ese debe ser el siguiente paso. En ese mar-co nos movemos bien, pero no descarto que en un futuro necesitemos un modelo de relación con el Estado español diferente a otras comunidades, porque Canarias es diferente. Se eligió un modelo de Comunidad Autónoma o federoregional, pero entendemos que podemos diferenciarnos del resto de las regiones porque Canarias es diferente. Lo entendería cualquiera, pues somos un archipiélago que está en el continente africano, a dos horas y media a vuelo del Estado español...

-Volviendo al informe del Con sejo Político y a la autocrítica que en él se refleja, ¿por qué CC se ha dormido en los laureles en estos años? ¿Por qué no cre yeron en un cambio radical o generacional?

-No creo que nos hayamos dormido en los laureles. CC, que se fundó hace poco, en 1993, lleva trabajando frente a partidos que llevan mucho más tiempo, siendo un partido que siempre ha ejercido labores de Gobierno y eso ha producido desgaste... Creo que si tomamos las medidas adecuadas, mejoramos la capacidad de comunicar nuestro mensaje con la gente, hacemos la gestión que los canarios esperan de nosotros y trabajamos intensamente para fortalecer las estructuras del partido, tenemos el futuro garantizado.

-Sin embargo...

-No sólo han existido factores internos, sino también externos. Fíjese como prácticamente se ha cortado el avance de casi todos los nacionalismos en el Estado. En Cataluña o el País Vasco, las cuotas de poder de los partidos nacionalistas, porcentaje abajo o arriba, son las mismas de los últimos años. En algunos casos han bajado muchísimo. Lo que ha pasado con nosotros también ha sucedido en otras formaciones, pero lo han superado. Nosotros tenemos que combinar la mejora con una gestión adecuada en las instituciones donde estamos, con un contacto permanente con los ciudadanos y pensar que el partido se construye de abajo a arriba... No se construye desde la ejecutiva nacional, sino desde los comités locales. Es así como se construye una estructura sólida.

-¿Y la renovación de las caras del partido, para cuándo?

-Las renovaciones vendrán, pero tienen que ser tranquilas, consensuadas. No quiere decir que a los líderes históricos se les aparte como si no hubieran dado lo mejor de su vida para la Isla, para el partido o los ciudadanos. El partido se tendrá que ir refrescando poco a poco. Esas renovaciones siempre las hemos hecho con tranquilidad y han funcionado. La Laguna es un ejemplo de renovación. Había un alcalde emblemático (Elfidio Alonso) y, de repente, entra una alcaldesa nueva (Ana Oramas). Ahí están los resultados de estos años. Miguel Zerolo fue un ejemplo de renovación en Santa Cruz (por Manuel Hermoso) y ahí queda un líder consolidado.

-Recuerda la fundación de CC en 1993, pero el otro día reunieron a más de 2.000 afiliados y sim patizantes del partido en un acto que alguno calificó de refundación.

-Queríamos hacerlo por varios motivos. Agradecer a los ciudadanos ese apoyo incondicional, tanto a los que nos han votado como a los que no. Era para agradecerles y no para pedirles nada. Fue al margen de las elecciones. Pero también fue un acto para aquellos que piensan que CC en Santa Cruz está débil y para reafirmar que estamos fuertes; que tenemos más concejales que nadie; que seguimos siendo los líderes como partido político de la ciudad y anunciar que vamos a seguir trabajando intensamente en los próximos años para recuperar la mayoría absoluta.

Síntomas de agotamiento

-El informe del Consejo Político determina que existen sínto mas distintos de agotamiento po tico en todas las islas. En Tenerife, ¿cuáles son?

-Francamente, estoy de acuerdo con algunas cosas y otras no de las que se reflejan en el documento. Está aprobado por la Ejecutiva, pero eso no quiere decir que comparta el 100% de lo que dice. Por eso, posiblemente al congreso se eleven las aportaciones del comité local de Santa Cruz. No creo que tengamos un proyecto que esté presentando síntomas de agotamiento en Tenerife. Hay que reorganizar determinadas cosas, trabajar algunas cosas más, pero decir a un partido que es líder en la mayoría de los ayuntamientos de Tenerife, en el Cabildo, con absoluta diferencia con respecto a otros partidos, y que sigue siendo el número uno en Tenerife, porque somos el partido más votado en la Isla, que tiene síntomas de agotamiento, pues no estoy de acuerdo. Creo que es bueno refrescar, reordenar, trabajar determinadas cosas para seguir manteniendo buenos resultados y eso es lo que hay que hacer.

-Se dice que Tenerife es el centro de CC, un mensaje que co bra mucha más fuerza desde Gran Canaria. De ser cierto, ¿se rían por tanto los comités locales o el insular de Tenerife los que más responsabilidad deberían asumir ante el estancamien to de la organización?

-Creo que Tenerife tiene una responsabilidad muy importante dentro de CC, porque es la Isla que más votos aporta al partido. Es la Isla que tiene mayor número de municipios y que es fundamental para el desarrollo de CC. De momento, tenemos la responsabilidad de seguir teniendo el listón alto. Ahora bien, eso no quiere decir que nosotros no queramos construir un proyecto político para todo el Archipiélago. Para eso hay que hacer determinados sacrificios en pro de un proyecto archipielágico y se hace. Tenerife tiene que tener esa altura de miras para seguir manteniendo un proyecto político en donde es imprescindible. Tenemos que tener la generosidad suficiente para ponernos de acuerdo con todas las islas, pero sabiendo cuál es nuestra posición.

-¿Pero no es fácil que cale ese mensaje?

-Es complicado. Siempre lo hemos hecho desde la época de las AIC. Concebimos Canarias como siete islas unidas y un sólo pueblo; siete islas que aportan. Las AIC eran un conjunto de partidos que representaban a cada isla. No digo que sea el modelo actual de CC, pero no podemos prescindir de entender Canarias con el concepto de isla, porque es un concepto que está presente desde el punto de vista geográfico.

-Pero no se ha entendido.

-Pues pienso que sí. Todo el mundo sabe que este concepto federalista lo hemos intentado aplicar siempre en nuestro ideario y tiene que seguir siendo nuestro mensaje en el congreso.

-Con frecuencia, los personalismos han fluido en una cuestión como ésta.

-Ojo, eso no quiere decir que tengamos que prescindir del concepto de isla. Éste tiene que ser un concepto que presida la estructura organizativa de CC, pero no quiere decir que cada isla vaya por libre porque tenemos que tener el mismo proyecto político. Ya pasaron aquellos tiempos en los que cada uno decía lo que le daba la gana. Hoy en día tenemos una mayor disciplina. Antes habían líderes muy mediáticos que hacían sus declaraciones sin contar con lo que todos habíamos aprobado. Afortunadamente, esa etapa ya ha pasado.

-¿Y cómo valora el rifirrafe en tre Miguel Zerolo y la presidenta de CC en Gran Canaria, Mari Mar Julios, después de que esta última criticara la posición de ATI dentro del partido?

-Las palabras de Miguel Zerolo son muy acertadas porque los fracasos electorales de cada isla son solamente imputables al trabajo realizado en cada una de ellas. Por lo tanto, lo que ha dicho es la mis-ma opinión que tiene el presidente del comité local de Santa Cruz de Tenerife.