Santa Cruz de Tenerife

La Campaña de Fachadas cambia la cara a 19 mil casas en 9 años

El próximo 28 de junio finalizará el plazo para que los 6.542 propietarios que en su día solicitaron material para enfoscar y pintar sus viviendas, y que aún no lo han recogido, pasen por sus respectivos Ayuntamientos a retirarlo. De lo contrario, quedarán excluidos de esta convocatoria.

EL DÍA, S/C de Tenerife
19/mar/02 12:01 PM
Edición impresa

La Campaña de Fachadas que viene prorrogando desde hace algunos años el Cabildo de Tenerife ha permitido el enfoscado y pintado de 19.099 viviendas hasta el momento. Pese a ello, aún existe una lista de 6.542 casas cuyos propietarios ni siquiera han pasado a retirar el material que solicitaron en su día.

Por ello, la Corporación tinerfeña ha fijado el 28 de junio como fecha límite para que dichos propietarios, que podrían hacer subir la cifra por encima de las 25 mil viviendas, recojan el material de enfosque y pintado en sus respectivos ayuntamientos.

De no hacerlo antes de dicha fecha, perderán la oportunidad de acogerse a una iniciativa promovida por el área de Turismo y Paisaje del Cabildo Insular.

La Campaña de Fachadas, desarrollada a lo largo de los últimos nueve años, tiene la finalidad de resolver el problema de la degradación paisajística provocada por la proliferación de barrios con importantes deficiencias en revestimiento de fachadas, tanto de pintura, como de enfoscado y pintura.

Según la consejera de Turismo y Paisaje, Pilar Parejo, desde el inicio de la campaña, que ha contado con la colaboración de todos los ayuntamientos, "no sólo se ha conseguido atenuar esta degradación sino también cambiar la mentalidad del ciudadano, haciendo que participe y se involucre en resolver este problema".

Según la consejera, "la implicación ciudadana se consigue al ser el propio vecino el que tiene que enfoscar y pintar su vivienda con el material que le facilita el Cabildo y de cuya distribución se encargan los diferentes ayuntamientos.

En las bases del programa de ayudas se estipula que los trabajos debe realizarse en un período máximo de tres meses, con el fin de garantizar que los materiales subvencionados sean utilizada con el objetivo previsto".

Según informó la consejera responsable de este programa, el Cabildo ha invertido más de seis millones de euros en materiales desde su comienzo.