Tenerife Sur
LO ÚLTIMO:
Un hombre hiere a su esposa con una escopeta y se entrega a la Guardia Civil leer
GÜÍMAR

El Seprona denuncia al consistorio por obras en el Camino del Socorro

La eliminación de tarajales y el posterior trasplante de estos y de palmeras, la construcción de un banco y el asfaltado de un tramo junto a Montaña Grande afectan a un espacio que es BIC.
El Día, Güímar
29/ago/18 0:40 AM
Edición impresa

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil denunció ayer al Ayuntamiento de Güímar por las actuaciones que está llevando a cabo en el Camino del Socorro. Concretamente, por eliminar tarajales, primero; por trasplantar desde el Polígono Industrial Valle de Güímar palmeras y tarajales, después; por la construcción de un banco que sirva de punto de descanso a los romeros y por asfaltar un tramo de vía situado junto a Montaña Grande, finalmente.

Este organismo dependiente de la Guardia Civil comunicó ayer formalmente al Consistorio güimarero la denuncia correspondiente, por lo que ahora se abre el proceso para determinar la firmeza o no de la misma.

Estos trabajos se llevan a cabo teniendo en cuenta la proximidad (7 de septiembre) de la celebración de la Bajada del Socorro, una romería ancestral que reúne anualmente a miles de personas que recorren el Camino del mismo nombre, un espacio que cuenta con la catalogación de Bien de Interés Cultural (BIC).

Ayer, el grupo municipal Sí se Puede (SSP) trasladó al gobierno local (PP-CC) su interés en conocer si las obras cuentan con la autorización y el informe sectorial correspondiente. La portavoz, Lourdes Galindo, manifestó también su malestar por la eliminación de los tarajales de este mismo camino, que formaban parte del BIC, "vegetación endémica que servía de pantalla vegetal para evitar que el Camino se desarrolle en medio del Polígono Industrial".

SSP exigió al gobierno municipal que explique esta actuación y las declaraciones de la alcaldesa, Carmen Luisa Castro, en las que negó que el ayuntamiento hubiera eliminado los tarajales y, en cambio, aseguró que los había trasplantado, porque dificultaban la visibilidad de los vehículos que transitan la zona durante las fiestas.

"No se puede intervenir en el paisaje que rodea al BIC y, sin embargo, se eliminó la vegetación y se hizo un movimiento de tierras muy drástico; se allanó el terreno sin considerar las limitaciones impuestas por la protección de Patrimonio y el Camino perdió la pantalla vegetal que lo separaba del polígono". Posteriormente, tras el expediente abierto por la Unidad Insular de Patrimonio, el gobierno municipal plantó todo tipo de vegetación, incluidos palmeras y tarajales, estos últimos retirados de la mediana del Polígono -que no forma parte del BIC- y trasladados al Camino del Socorro, donde realizaron el movimiento de tierras. "La idea del trasplantado es una excusa fabricada a posteriori, con la que la alcaldesa intenta ocultar la intervención".

GÜÍMAR