Tenerife Sur
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Renault nombra una dirección provisional y mantiene a Ghosn como presidente leer

Pactan una hoja de ruta que da esperanza de futuro a Ten-Bel

El Ayuntamiento de Arona y los grandes propietarios de la urbanización acuerdan impulsar una modificación sustancial de la zona que depende de los inversores privados.
El Día, Arona
30/jul/18 6:07 AM
Edición impresa
Pactan una hoja de ruta que da esperanza de futuro a Ten-Bel

El Ayuntamiento de Arona y los grandes propietarios de Ten-Bel han pactado una hoja de ruta que da esperanza de futuro a esta deteriorada urbanización turística, que en los años 70 y 80 del siglo XX vivió sus días de esplendor. Según ha podido saber EL DÍA, el consistorio ha pactado con estos propietarios los pasos necesarios para propiciar una "modificación sustancial de la zona", cuyos detalles no han trascendido aún. Una transformación cuyos primeros pasos dependen de los inversores privados que, por el momento, ya han presentado al ayuntamiento un levantamiento topográfico que muestra cuál es la realidad física de Ten-Bel en la actualidad.

Ese mapa actualizado era el primer requisito planteado por el Ayuntamiento de Arona para empezar a caminar en busca de una solución, ya que lo ejecutado no se correspondía con el proyecto inicial, de los años 60 del siglo XX.

Fuentes del gobierno local han asegurado a este periódico que los propietarios pudieron optar por una modificación simple de la urbanización, pero finalmente han apostado por unos cambios sustanciales. El objetivo municipal es que ese nuevo proyecto se empiece a tramitar antes de que termine el mandato. "Gran parte del trabajo ya está hecho", aseguran desde el Consistorio aronero.

El proyecto debe incluir la rehabilitación de la urbanización y la cesión de suelo al consistorio antes de que el ayuntamiento pueda iniciar el proceso de recepción de la zona, que en la actualidad es totalmente privada.

En Ten-Bel hay una parcela de uso hotelero que podría ser una de las claves para la recuperación de este emblemático enclave del Sur de Tenerife.

Tras años de abandono, deterioro y bloqueo administrativo, en el Ayuntamiento de Arona hay "cierto optimismo" respecto a la posibilidad de que, por fin, Ten-Bel pueda recuperarse con una importante inyección de inversión privada.

Ten-Bel fue una iniciativa del promotor belga Michel Albert Huygens, en el año 1963, y llegó a tener 5.500 camas turísticas autorizadas. En la actualidad, más del 65% tiene un uso residencial.