Tenerife Sur
ARONA

"La trampa del viento" se instaló sin permisos y sin catalogarse

El área municipal de Patrimonio ha iniciado el procedimiento para dar "encaje legal" a esta emblemática escultura, que no se recibió ni se incluyó en los inventarios de bienes.
El Día, Arona
3/jul/18 6:30 AM
Edición impresa

El grupo de gobierno del Ayuntamiento de Arona informó ayer de que "La trampa del viento", una de las esculturas más emblemáticas del municipio, se instaló en 2002 "sin permisos, sin recepcionarse ni catalogarse", una situación que ha obligado al área municipal de Patrimonio a iniciar el procedimiento para "buscar el encaje legal de esta escultura y encontrar la manera en que esta obra pueda pertenecer al municipio, toda vez que los gobiernos anteriores ni concedieron los permisos para su instalación, ni recepcionaron legalmente la obra ni la incluyeron en los catálogos que fijan los bienes de propiedad de Arona, lo cual supone que la emblemática obra tiene en la actualidad un carácter, al menos, alegal".

La escultura "no pertenece formalmente al municipio, debido a la inexistente tramitación que en su día se le dio a esta importante obra de arte, que data de 2002".

"La trampa del viento", obra del escultor Juan López Salvador, se encuentra ubicada en la avenida Francisco Andrade Fumero, junto al mar, en plena Playa de las Américas y es uno de los iconos más reconocibles del municipio. Sin embargo, y a pesar de ello, no es propiedad del ayuntamiento, "al menos de manera formal y legal", según explica el gobierno.

En su momento, durante el mandato de anteriores grupos de gobierno, "se instaló en la avenida sin que conste en el ayuntamiento registro alguno de esta obra. Además, una vez finalizada la citada colocación, nunca se llevó a cabo la preceptiva recepción de los trabajos, y tampoco se incluyó en el inventario de bienes municipales del año 2011, lo que significa que no se realizaron los trámites necesarios para que el municipio se hiciera con esa propiedad", subrayan.

Ante esta situación, el área de Patrimonio ha iniciado el correspondiente procedimiento para que el municipio pueda acometer obra alguna de restauración en una obra que, a día de hoy, no es suya.

ARONA