Tenerife Sur

La Palmita, casi en la UVI

En julio de 2011 entró en servicio como proyecto espectacular. Costó 514.250 euros y la climatología, la falta de mantenimiento y el vandalismo causaron daños cuantiosos. Hasta hoy.
J.A.M.
29/ene/18 6:15 AM
Edición impresa
La Palmita, casi en la UVI

R afael Yanes era el alcalde de Güímar y Sebastián Ledesma ocupaba el cargo de director general de Infraestructura Turística el 5 de julio de 2011, cuando tuvo lugar la puesta en servicio e inauguración oficial del Parque Recreativo La Palmita. Son 30.000 metros cuadrados próximos a Puzol en los que se invirtieron 514.250 euros para crear una pista o circuito de 1.200 metros para correr al aire libre (jogging), emplazando junto a su trazado aparatos para gimnasia, un rocódromo con cuatro tipos de escalada, espacios de descanso dotados con bancos y fuentes, zonas de juegos para niños de corta edad y para mayores de 3 años con bancos protegidos del sol con pérgola, zonas arboladas de ficus, tabaibas, algarrobos y un amplio aparcamiento apto para 48 vehículos con acceso directo desde el camino.

Transcurridos seis años y medio, las fuentes no cumplen su función porque ni siquiera tienen grifos, en algunas hasta el desagüe está obstruido por el uso del picón empleado en algunos jardines y otras están rotas, sencillamente. Los registros eléctricos y de abastecimiento de agua de riego están a la vista sobresaliendo y generando cierto peligro, el riego por goteo aparece quebrado en varios puntos y las papeleras (hay bastantes) se encuentran en buen estado, pero sin una bolsa para recoger los residuos que generan los pocos usuarios que aún se atreven a utilizar este espacio.

Porque lo peor que se percibe en este entorno es, precisamente, la capa de tierra prensada que forma el circuito. La lluvia y el viento han generado desniveles dejando a la vista y al contacto con el pie huecos y una parte muy granulada poco recomendable para la práctica del deporte. Ambos aspectos suman otro peligro para los destinatarios de esta obra.

El área infantil hoy se resume en que no existe. Todos los aparatos para los menores fueron retirados, aunque "están en buen estado y a buen recaudo. De hecho, vamos a reponerlo", aseguró al Pleno Verónica Jorge, concejala de Servicios Municipales. El propósito del gobierno local de Güímar -cuya alcaldesa, Carmen Luisa Castro, era primera teniente de alcalde el día de su inauguración (de ello da fe una placa colocada al efecto)- es rehabilitar La Palmita, para lo que cuentan con 17.000 euros procedentes de la cuota que le corresponde a Güímar de Parques Nacionales y que se emplearán en dotar al parque recreativo de energía solar, según anunció en el mismo foro el edil Juan Delgado, quien también explicó que "los técnicos aseguran que estos árboles no precisan riego continuo y que no corren peligro". De hecho, reponer el riego por goteo "es complicado por el vandalismo".