Santa Cruz de Tenerife
GRANADILLA DE ABONA

"El PSOE dejó el municipio al borde del abismo con el caso Endesa"

Lo asegura el portavoz del gobierno local, Jacobo Pérez, para quien la ineptitud de los socialistas obligó al ayuntamiento a pagar más de ocho millones por la avería de un fax.
El Día, Granadilla de Abona
5/nov/17 0:27 AM
Edición impresa

El portavoz del grupo de gobierno del Ayuntamiento de Granadilla de Abona, Jacobo Pérez, asegura que el PSOE "dejó el municipio al borde del abismo con el caso Endesa". Lo asegura tras la sentencia que confirma que dicha empresa tendrá que devolver los 8 millones de euros, más costas, que en su día el Consistorio pagó a la industria tras haberlas cobrado en concepto de licencias de obras.

En 2007 la compañía solicitó la licencia de obras para el ciclo combinado a instalar en el Polígono Industrial de Granadilla y cuando se inician los trámites por el área tributaria para determinar el impuesto en base al proyecto. Determinado su importe, el ayuntamiento cobró más de seis millones, lo que permite a Granadilla de Abona obtener capacidad económica para hacer importantes infraestructuras básicas (saneamiento en El Médano y Los Abrigos y plazas y parques).

"Con el cambio de gobierno (2011), llegan los problemas", apunta Jacobo Pérez, quien recuerda que "el anterior grupo de gobierno socialista dijo que no se tendría que haber hecho el cobro sino llegar a un acuerdo con Endesa, cosa que es totalmente ilegal". A partir de ahí, "se pasó al esperpento en la gestión de este caso con el argumento del anterior alcalde socialista de que no se podía recurrir porque al despacho de abogados contratado por el ayuntamiento se le estropeó el fax. Fue entonces cuando tuvieron que devolver la cantidad cobrada en concepto de licencia, lo que produjo un fuerte impacto en las arcas municipales. Desde ese momento utilizaron la excusa de que el pago a Endesa mermó la capacidad inversora del consistorio para justificar la falta de inversiones".

Con el relevo en el gobierno municipal el 27 de septiembre de 2016 y por moción de censura, "estábamos convencidos y apostábamos por continuar sin trabas el procedimiento judicial abierto por Endesa contra el ayuntamiento, ya que el resultado no debía ser el que ha sido. Ahora, el tiempo nos da la razón". Incide en que, "una vez más, ante mentiras y negligencias del gobierno socialista -véase ejemplo la devolución de 3,5 millones por el Rypaig-, mulitiplicamos por siete la inversión en el municipio y mejoramos la capacidad de financiación. Ante las mentiras, los hechos".

El portavoz del gobierno municipal asevera que su homólogo del PSOE, Juan Rodríguez Bello, "miente cuando dice que ellos presentaron en 2015 una demanda que se resuelve ahora en favor del ayuntamiento; es Endesa la que denuncia al consistorio, no al revés. El PSOE de Granadilla pasó de defender a ultranza que no debió cobrarse la licencia a Endesa a autoproclamarse salvador de la patria al atribuirse el mérito del retorno de más de ocho millones".

Además, Pérez critica que Rodríguez "se permite el lujo de proponer dónde y cómo emplear el dinero, cuando el PSOE se ha mostrado incapaz de gestionar lo más mínimo durante sus 21 años en el gobierno local. Observamos cómo, sin pudor alguno, nos llevaban y empujaban al abismo y ahora quieren hacernos creer que solo ellos pueden salvarnos de la caída".

Jacobo Pérez concluye expresando su esperanza en que "más temprano que tarde, Juan Rodríguez y el resto de concejales, de los que van quedando menos de la plancha de la presunta corrupción que se instaló en Granadilla, dimitan y nos veamos libres de tanta vergüenza". Si finalmente Granadilla recibe esos más de ocho millones (Endesa recurrirá la sentencia), "nuestro municipio tendrá un mejor presente, con hechos, sin falsas promesas y menos palabrería".