Santa Cruz de Tenerife
ARICO

Los vecinos del Porís lamentan la judicialización de las obras

La Asociación Aires del Sur insta al denunciante, Cabildo y Ayuntamiento de Arico a que se sienten a negociar con el objetivo de desbloquear las obras de reconstrucción de la carretera de acceso a dicho núcleo costero.
J. FEO, Arico
3/ago/08 1:19 AM
Edición impresa

El problema que se ha originado como consecuencia de la paralización de las obras de reconstrucción de la carretera de acceso al Porís de Abona, que también ha provocado el precinto de una parte de la playa, preocupa a la Asociación de Vecinos Aires del Sur, que insta al diálogo entre las partes en conflicto (denunciante, Cabildo tinerfeño y Ayuntamiento de Arico) para que las actuaciones se reanuden con la máxima prontitud.

José Luis Pacheco, presidente de dicha asociación, manifiesta que "no se puede criminalizar a ningún vecino por ejercer los derechos que le ampara el marco constitucional (?), pero también no deja de ser menos cierto que existe un sentimiento en nuestro barrio por parte de la mayoría de los residentes de sentirse presos o rehenes de un conflicto particular, que por justas y legítimas que sean sus reivindicaciones no deja de ser una cuestión privada que nos está afectando a la inmensa mayoría, así como al interés general de este pueblo".

Es fundamental "un esfuerzo negociador" entre los denunciantes y la administración "para buscar, si existe, algún resquicio para valorar otras posibilidades que, en definitiva, tiendan puentes de entendimiento que nos ayuden a salir de esta situación de parálisis en la que nadie gana y en la que todos tenemos mucho que perder", asevera.

Asimismo, pone de relieve "el gran malestar" que hay en el Porís de Abona por las soluciones provisionales adoptadas por el Cabildo de Tenerife para resolver los problemas derivados del tráfico mientras se reconstruye el acceso.

José Luis Pacheco reconoce que las medidas propuestas por la Corporación insular "tuvieron el respaldo del pueblo en su momento" por la eventualidad de las obras, pero que ahora preocupan por "el cariz" que los trabajos han tomado al haber sido parados por orden judicial debido a la denuncia presentada por un vecino en el Palacio de Justicia de Granadilla de Abona.

Por último, explica que "el cisma que estamos viviendo en nuestro barrio no sólo está motivado por el cierre parcial de la playa o que para ir al área metropolitana tengamos que llegar hasta Abades y desde este núcleo hacer un cambio de sentido en la TF-1, que nos perjudica de manera obvia, sino que también el jeroglífico para poder entrar al Porís está propiciando pérdidas económicas al sector comercial".