Santa Cruz de Tenerife

El alcalde pide agilidad y prisa en la conclusión de la balsa de Trevejos

José Luis Fumero, alcalde de Vilaflor, considera urgente la terminación del embalse ante la mala situación en que se encuentra el sector agrícola municipal debido a la escasez de agua.

EL DÍA, Vilaflor
19/mar/02 19:06 PM
Edición impresa

José Luis Fumero, alcalde de Vilaflor, pide "agilidad y prisa en la culminación de la balsa de Trevejos ya que el tiempo pasa y cuanto más lo hace más repercute negativamente en el municipio ya que las aguas de escorrentías se siguen perdiendo". El presidente de la Corporación municipal recuerda que esta es una infraestructura cuya conducción de agua está "casi terminada, mientras que el vaso para el acopio de esa agua está en un bajo nivel de construcción".

En declaraciones a EL DÍA, Fumero aseguró que "hemos planteado reiteradamente, sin obtener respuesta a ello, que a Vilaflor se le dote de la inversión necesaria para elevar agua a las partes altas de la localidad que ahora carecen de la cobertura de este servicio".

"La agricultura vive momentos críticos por falta de agua para el regadío y ello incide negativamente en la economía produciendo, además, el abandono de tierras cultivables".

La carretera de Arona

El alcalde de Vilaflor apuntó la necesidad de que "las autoridades competentes tomen cartas en el asunto", en alusión al mal estado en que se encuentra la carretera que llega al municipio a través de Arona, "cuyo pavimento empieza a presentar un gran deterioro".

Al tiempo, valoró muy positivamente el trabajo de acondicionamiento y mejora que ya se efectúa en la vía que une Granadilla de Abona y Vilaflor, mientras recuerda que la de Las Cañadas "está mejor que antes, pero aún permanece inconclusa y es preciso que se culmine".

En el caso de la lucha contra el trazado de la línea de alta tensión a su paso por Vilaflor, José Luis Fumero indicó que "es un tema que está en proceso judicial. Hemos presentado otras alternativas buscadas no con el fin de echarle el muerto a otro, sino para evitar el deterioro de espacios casi vírgenes y para reutilizar otros ya tocados que impedirían que el proceso de degradación de la Isla se amplíe. Ese es le objetivo, y dar a entender que hay otras posibilidades no estudiadas. Esta debe ser una cuestión que tribunales y Gobierno de Canarias estudien con celo y cariño, puesto que esta oposición no es más que una forma de salvaguardar lugares que son de todos".

En caso de respuesta negativa

Si de los procesos en curso se desprendiera una solución contraria a los planteamientos que defiende Vilaflor, su alcalde explicó que "tendría que argumentársenos como hemos hecho nosotros". Se mostró convencido de que "con voluntad" se pueden aplicar medidas alternativas y dijo que "hay muchas cosas que aún no se nos han demostrado, como que sea una obra imperiosa por razones de cobertura energética. La moratoria nos favorece y no debe ser una mera declaración de intenciones."