Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Piden rechazar un protocolo que estigmatiza a personas con trastorno mental leer
TARRAGONA

A prisión una mujer que decía ser policía secreta cuando la sorprendían robando

Barcelona, EFE
3/mar/18 11:32 AM
eldia.es

El juez de El Vendrell (Tarragona) ha ordenado el ingreso en prisión de una mujer acusada de una quincena de robos con fuerza en domicilios, a los que accedía forzando puertas y ventanas mientras sus dueños dormían y que, cuando era descubierta, se hacía pasar por policía secreta.

Según ha informado la policía autonómica, la mujer, que fue arrestada el pasado lunes, tiene 36 años, es de nacionalidad marroquí, se desconoce su domicilio y cuenta con numerosos antecedentes por robos, hurtos, estafa y usurpación de estado civil.

La investigación comenzó a principios de año cuando la policía detectó un incremento de robos con fuerza en interior de domicilios de las poblaciones de Calafell y Cunit (Tarragona) empleando un modus operandi similar: un único ladrón accedía a los domicilios en horario nocturno y buscaba dinero, joyas y documentación personal.

En dos de los robos, la detenida fue sorprendida por los residentes mientras revolvía sus dormitorios, momento en el que ella se identificó como miembro de la policía secreta e instó a los dueños a que no se movieran de la cama ya que se trataba de una redada policial.

La mujer no mostraba ningún tipo de acreditación policial, pero hacía ostentación de un arma de fuego simulada para convencer a los inquilinos.

Con esta información y con otros indicios recogidos en los diversos domicilios saqueados, los investigadores lograron identificar y detener a la mujer, a la que atribuyen una quincena de robos en los últimos dos meses.

Los agentes han logrado recuperar algunos de los objetos y documentaciones personales robados en Mataró (Barcelona), Cunit (Tarragona) y Calafell (Tarragona).

Los investigadores averiguaron que la detenida había utilizado documentación sustraída para vender, en un establecimiento de compraventa, una joya robada en uno de los domicilios, y que también se había alojado en un hotel de Cunit con la documentación de otra víctima sin pagar los gastos de la habitación.

TARRAGONA