Santa Cruz de Tenerife

1.323 robos violentos y 74.000 delitos graves o menos graves el año pasado

La fiscal jefe de Santa Cruz de Tenerife destaca el número de diligencias previas incoadas por robos, estafas o daños, así como aquellos ilícitos penales por violencia machista o doméstica.
P.F., S/C de Tenerife
7/oct/17 6:09 AM
Edición impresa

La fiscal jefe de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Carmen Almendral, dio a conocer ayer algunos datos de la memoria de la Fiscalía correspondiente al año pasado durante la celebración de la apertura del Año Judicial. Durante 2016 se iniciaron 89.904 procedimientos penales, de los que casi 74.000 fueron por delitos considerados graves o menos graves y cerca de 16.000 por hechos leves.

El mayor número de procedimientos judiciales se registró en el partido de Santa Cruz de Tenerife, seguido por los juzgados de Arona y, en tercer lugar, los de La Laguna. Estos tres partidos judiciales concentran, aproximadamente, entre el 60 y el 70 por ciento del total de diligencias previas incoadas en toda la provincia.

El número total de asuntos iniciados por hurtos, robos con fuerza, con violencia e intimidación, estafas o daños asciende a 15.566. En este grupo destacan los casos de hurtos y robos con fuerza (aquellos cometidos en casas, locales o naves). Y los casos de robos con violencia o intimidación (en los que se utilizan armas blancas, armas de fuego, las amenazas o la intimidación) ascendieron a 1.323 diligencias.

Carmen Almendral también mencionó el volumen de delitos contra la vida y la integridad física, entre los que figuran los procedimientos incoados por homicidios y asesinato, así como los asuntos de violencia de género y doméstica. En 2016, fueron iniciadas 17.766 diligencias por este tipo de hechos delictivos.

A juicio de Carmen Almendral, se deben tener en cuenta las connotaciones negativas que implica la existencia de gran número de procedimientos penales por las agresiones a mujeres o entre familiares, principalmente los ataques de hijos a padres (sobre todo a madres).

La fiscal jefe provincial también hizo hincapié en los juicios rápidos. Durante el pasado año hubo 6.648 procesos de este tipo, una cifra ligeramente superior a la registrada en 2015 (6.275).

Del número total de diligencias urgentes incoadas, 4.553 fueron calificadas por los fiscales en los juzgados de guardia. La mayor parte de estos asuntos fueron por delitos de maltrato familiar y por aquellos vinculados a la seguridad del tráfico.

A lo largo del pasado ejercicio, en la Fiscalía provincial de Menores se incoaron 2.010 diligencias preliminares.

En este apartado, Almendral explicó que en el 2016 se han mantenido los delitos patrimoniales como los más habituales de los cometidos por los adolescentes, fundamentalmente los robos en sus distintas modalidades, es decir, hurtos, robos con fuerza y robos con violencia. Y también destacan los daños y comportamientos muy violentos en la familia, "que tanto preocupan a la sociedad".

"Los cometa quien los cometa"

Carmen Almendral dijo que "la sociedad debe saber (...) que el fiscal está obligado a perseguir y a investigar todos los delitos, los cometa quien los cometa; y, por supuesto, sin tener en cuenta la identidad, posición, afinidad o militancia política de las personas investigadas ni los cargos que ocupan". Aclaró que "basta recordar algunas resoluciones judiciales dictadas en esta provincia en el año 2016 y 2017".