Sucesos

María Teresa Bennasar González

26/mar/17 2:37 AM
Edición impresa

H ondo pesar ha causado en la sociedad tinerfeña el fallecimiento de la señora María Teresa Bennasar González, viuda del siempre recordado Félix Álvaro Acuña Dorta. Se puede traer a estas páginas aquella máxima que bien dice que junto a un hombre se percibe la presencia de una gran mujer. Y este es, sin duda, uno de esos casos.

De profundas convicciones religiosas, madre de cuatro hijas, hermana y abuela, tras 91 años de existencia deja una huella imborrable entre quienes tuvieron la dicha de conocer sus virtudes humanas.

Desde estas páginas enviamos el más sincero y profundo pésame a sus familiares y personas cercanas, y pedimos elevar al cielo una hermosa oración por su alma.

En el recuerdo está bien viva la imagen de su marido, Félix Álvaro Acuña Dorta, con quien ahora María Teresa Bennasar se reencontrará, miembro de una respetada familia lagunera de comerciantes y profesionales liberales que ejerció el cargo de alcalde de Santa Cruz de Tenerife durante la transición democrática.

Un hombre nacido en La Laguna, defensor de la unión política entre su ciudad natal y la capital tinerfeña, que compatibilizó el negocio familiar, la agencia de aduanas Acuña, con actividades económicas y sociales.

También fue presidente de la Cruz Roja en Santa Cruz de Tenerife y director de la emisora Radio Club Tenerife, antes de que se integrara en la cadena SER. Y fue colaborador de los periódicos tinerfeños EL DÍA y Jornada Deportiva, además de ocupar la Delegación Provincial de Deportes de Santa Cruz de Tenerife y diferentes puestos en el comité ejecutivo de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife.

Que Dios los tenga en su cielo.

in memoriam