Santa Cruz de Tenerife

Condenados tres hombres a un año de prisión cada uno por reñir con otro

Los hechos tuvieron lugar el 8 de enero de 2001 en la plaza de El Sobradillo a raíz de una enemistad entre uno de los acusados y la víctima, quien recibió patadas, puñetazos y golpes con un palo, tras lanzarle a los procesados dos piedras.

EL DÍA, S/C de Tenerife
19/mar/02 9:35 AM
Edición impresa

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial tinerfeña ha condenado a tres hombres a un año de prisión cada uno por haber agredido, en el transcurso de una discusión por motivos de enemistad a un cuarto en la plaza de El Sobradillo, en enero de 2001.

Al tiempo deberán indemnizarlo en 12.801 euros por las heridas y secuelas que le produjeron cuando le agredieron con patadas, puñetazos y con un palo.

La Sala estimó la eximente incompleta de legítima defensa porque la víctima había arrojado a sus agresores dos piedras, absolviendo de una falta de lesiones a uno de los acusados.

Según consta en la sentencia, "los acusados J.C.H., J.O.C.H. y R.H.M., a causa de la enemistad del primero con otro hombre, sostuvieron una discusión con éste sobre las siete y cuarto de la tarde del día 8 de enero de 2001, en una plaza de El Sobradillo. En el transcurso de la misma, y ante la exhibición por parte del agredido de dos piedras que acababa de coger del suelo, de las que se desconocen sus características y dimensiones, golpearon conjuntamente a éste con los puños, patadas y dándole diversos golpes con un palo, del que se desconocen sus características, resultando la víctima con lesiones consistentes en herida contusa nasal, fractura de huesos propios de la zona, desviación del tabique nasal y traumatismo maxilar superior con pérdida de un incisivo y movilidad de otro, heridas de las cuales tardó en curar 25 días, precisando para su curación varios puntos de sutura, así como varias asistencias médicas maxilofaciales, estando pendiente de intervención quirúrgica reparadora para la nariz, quedándole como secuela una deformidad de la pirámide nasal, y esporádica dificultad respiratoria y pérdida de un diente".

El Ministerio Fiscal calificó los hechos como constitutivos de un delito de lesiones de los que son autores los tres inculpados, así como de una falta de lesiones en el caso de J.C.H., al tiempo que solicitaba para cada uno de ellos por el delito una pena de tres años de prisión y, por la falta de lesiones, una pena de cuatro fines de semana de arresto. Asimismo, el acusador pidió una indemnización conjunta de 12.801 euros (2.130.000 pesetas) por las secuelas y las heridas sufridas.

Por su parte, la defensa se decantó por la libre absolución.

Tres contra uno

El Tribunal estimó que "los hechos son legalmente constitutivos de un delito de lesiones y no de una falta, puesto que se cumple en la actuación de los acusados en atención a los partes médicos y al informe que presta el médico forense en el juicio".

En otra parte del texto legal se recoge que "según se señala en el atestado policial, no mencionan a persona alguna que contemplara el espectáculo y mucho menos la existencia de un cuchillo del que hablan los acusados, sin que, como es lógico, se mencionen las piedras pues se está en una plaza pública y con jardines... En la realización del delito ha concurrido la eximente de legítima defensa".

Asimismo se tiene en cuenta que "son tres contra uno. Segundo, la agresión se va a producir con el lanzamiento de las piedras y, tercero, que se repele tal agresión de manera excesiva con patadas, puñetazos y con la utilización de un palo".