Santa Cruz de Tenerife

Declarado culpable del asesinato de una joven de 22 años en Las Mercedes

El jurado popular estimó que el acusado no padece ningún trastorno mental, que no estaba afectado por el consumo de drogas y que obró con frialdad al causar la muerte de una mujer en octubre de 2000, en Madre del Agua, donde le asestó 23 puñaladas.

EL DÍA, S/C de Tenerife
16/mar/02 9:34 AM
Edición impresa

Ayer, sobre las cinco de la tarde, se daba lectura al veredicto del juicio con jurado popular contra J.D.B., con pronunciamiento de culpabilidad.

Los miembros del jurado consideraron a J.D.B. culpable de asesinato con alevosía, descartando un posible trastorno mental, una alteración de sus actos por el consumo de sustancias estupefacientes, al tiempo que resaltaban en varias ocasiones la frialdad con la que causó la muerte de una joven de 22 años con la que mantenía una amistad.

Tras la lectura del veredicto, el Ministerio Fiscal y la letrada del Gobierno Autónomo solicitaron 16 años de prisión y una indemnización de 180.303 euros. Por su parte la acusación particular solicita 20 años de prisión y una indemnización para los familiares de la víctima cifrada en 276.465 euros.

La defensa estimó que se le aplicara una pena en su grado mínimo (15 años de prisión).

Los hechos

El portavoz del jurado al dar lectura al acta dijo que "el acusado, en la tarde del jueves 5 de octubre de 2000 se encontró en Las Mercedes (La Laguna) a una joven con la que salía manteniendo con ella relaciones de amistad y sexuales desde hacía unos dos meses y quedaron en verse en casa de la madre de Juan. El inculpado, sobre las siete de la tarde, fue con un amigo a un bar de Tegueste, donde tomó una cerveza regresando a su domicilio a las nueve de la noche".

En el mismo relato de los hechos se dijo que "por la noche llegó la joven y tras preparar el acusado una mochila, en la que guardaba dos cuchillos, uno de ellos jamonero de mango negro y de unos 20,5 centímetros de hoja, con unas mantas y sábanas, se dirigieron en el ciclomotor de la mujer a una zona de Las Mercedes conocida como Madre del Agua, cogiendo un sendero para adentrarse unos 200 metros de la carretera general. Una vez allí, tendieron las mantas y colchas y, tras realizar el acto sexual y ya vestidos, surgió una discusión entre la pareja, el acusado cogió el cuchillo y, por la espalda le asestó dos puñaladas sin que la víctima tuviera posibilidad de defenderse, penetrando en ambos hemotórax y seccionando, una cinco milímetros del lóbulo inferior pulmonar derecho, penetrando en cara posterior del lóbulo derecho hepático. La otra puñalada seccionó tres milímetros del pulmón izquierdo.

A consecuencia de lo cual ya la joven quedó sin posibilidad de defenderse, en estado de aturdimiento y semiincosciencia.

Posteriormente, recibió en diversos momentos en el plano anterior otras 20 puñaladas en el tórax y abdomen, varias con gran violencia pues seccionaron costillas y parte del esternón.