Sociedad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Celaá sobre el Consejo de Ministros en Barcelona: "No tenemos nervios" leer

Tráfico quiere quitar 6 puntos por usar el móvil y castigar más la velocidad

Madrid, EFE
1/nov/18 11:40 AM
eldia.es
ANGEL DIAZ (EFE)

Si algo preocupa al director general de Tráfico, Pere Navarro, es el uso del WhatsApp al volante y el exceso de velocidad en las carreteras convencionales, unas infracciones a las que quiere castigar más, con la retirada de hasta 6 puntos en el primer caso y de 2 puntos si se supera en 20 km/h el límite máximo de 90 en el segundo.

Estas son algunas de las medidas que, según resalta Navarro en una entrevista con Efe, quiere poner en marcha Tráfico ante las "luces rojas" que llevan ya cuatro años encendidas en las cifras de la siniestralidad y que han dibujado una curva ascendente tras años de descensos consecutivos y notables.

Bien porque se "ha perdido la sensibilidad" hacia este problema, bien porque la crisis ha priorizado otras cuestiones o bien porque la seguridad vial perdió interés social y "se cayó de la agenda", lo cierto es que Navarro se ha encontrado en su segunda etapa en la DGT con una situación que le llevó a exclamar: "Dios mio, ¿qué ha pasado?".

Y "como no podemos perder tiempo, porque no hay tiempo que perder", Navarro tiene sobre la mesa ya medidas "concretas, posibles, útiles y realizables", consciente de que ante lo que resta de legislatura, tiene que hacer en un año lo que normalmente se haría en cuatro.

Estas son algunas de esas medidas que el director de Tráfico quiere sacar adelante con el consenso, en muchas de ellas, de los grupos parlamentarios:

VELOCIDAD

Seguramente, Tráfico recurrirá a la figura del Real Decreto para modificar el Reglamento de Circulación y unificar en los 90 km/h el límite máximo de velocidad en las carreteras convencionales, tengan o no tengan arcén de 1,5 metros. Así, nos asimilaremos a los países de nuestro entorno que, según recuerda Navarro, tienen un único límite para todas de ese tipo.

"Tenemos un problema con la velocidad", por lo que la propuesta de la DGT pasa también por quitar puntos cuando se haya superado en 20 km/h ese límite en las convencionales. Hasta ahora, solo acarrea multa de 100 euros, pero no se detraen puntos. Solo se restan cuando se supera en 30 km/h y más.

Si la propuesta sale adelante, cuando el radar capte al conductor a 111 km/h ya se le sancionará con 2 puntos, y así hasta 6 a medida que aumente esa diferencia de velocidad.

Aunque habrá que estudiarlo "tranquilamente", Navarro quiere aumentar el número de radares. Ahora tenemos 1.000. Francia, 4.000.

TELÉFONO MÓVIL

"Algo habrá que hacer" porque el uso del teléfono móvil al volante y, sobre todo el WhatsApp, ya es la primera causa de los accidentes tras el exceso de velocidad y el consumo de alcohol y drogas.

Navarro ya sabe qué hacer: aumentar la pérdida de puntos por esta infracción. En el proyecto se pasa de los 2 actuales a 6, aunque tampoco disgustaría a la DGT que se quedara en 4.

VULNERABLES (PEATONES, CICLISTAS Y MOTOCICLISTAS)

Estos tres colectivos suman ya el 46 por ciento de los fallecidos de tráfico. Crear en las jefaturas provinciales unidades de vulnerables es otra de las prioridades. Y de allí, y con la colaboración de las asociaciones de víctimas, saldrán propuestas para reducir su siniestralidad.

En el caso de las motos, Navarro resalta cómo el comercio electrónico está creciendo a un 20 % anual y, por tanto, la flota de vehículos de dos ruedas de mensajería. Por ello, la DGT está en contacto con las empresas para mejorar la seguridad del colectivo.

Pero también con los ayuntamientos, porque verán más motos en sus calles, "una realidad que hay que gestionar". "Están pasando muchas cosas", como que el ciclomotor eléctrico sea ya el vehículo más vendido, añade Navarro, que insinúa como una medida a debatir la obligatoriedad de que los motoristas lleven guantes.

CINTURÓN, CASCO Y SILLITAS

Tráfico propone subir de 3 a 4 el número de puntos que se pierden por no llevar el cinturón de seguridad, el casco o las sillitas -los sistemas de retención infantil-.

"Después de doce años -enfatiza Navarro-, el que no se pone el cinturón no es porque no lo sepa, es porque no le da la gana. Y lo mismo pasa con el casco". "No hay excusas".

CARNÉ Y FORMACIÓN

A Navarro le parece inconcebible que en España pueda obtenerse el carné de conducir sin una sola hora presencial de seguridad vial, cuando en el 70 % de los países europeos es obligatorio. Y por ahí va la propuesta de la DGT.

Mientras, pretende que los profesores de autoescuela se formen en la educación reglada y, en concreto, en la Formación Profesional.

Navarro no se resigna a hacer realidad algo que lleva escuchando quince años: incluir la educación vial como asignatura obligatoria en la modalidad que sea. Es algo en lo que "todos estamos de acuerdo, pero pasa el tiempo y no se implementa", se lamenta.

El director valora los cursos de conducción segura y, por eso, quiere premiar con dos puntos más para su carné a quienes los hagan y superen.

FURGONETAS

En los últimos cinco años se ha duplicado el número de furgonetas implicadas en accidentes en autovías y autopistas. "Algo está pasando. Sabemos muy poco de las furgonetas. Vamos a encargar un estudio para saber cuáles son los problemas y buscar soluciones", señala el director.

VIGILANCIA

No se quedan aquí las ideas de Navarro para mejorar la seguridad vial. Así, aboga por incrementar el número de agentes de Tráfico de la Guardia Civil (ya se está haciendo). "Porque no se engañen: a más policía, menos accidentes, menos muertos y menos heridos", apostilla.

VÍCTIMAS

Dice Navarro que en Europa envidian las asociaciones de víctimas que tenemos, por su "compromiso, complicidad con la administración y por su implicación en la seguridad vial".

Apoya el director su demanda de sean incluidas en las oficinas de atención a las víctimas que hay en los juzgados. "Que no las segreguen de las otras. Parece una reivindicación razonable".

Y por ellas quiere sacarse la espinita de no haber podido cumplir en su anterior mandato uno de sus proyectos: que cada ciudad ceda un rincón de un parque o de una plaza para un memorial de las víctimas de tráfico.

Pere Navarro intentará buscar complicidades para poner en marcha todas estas medidas. "Nuestro compromiso es intentarlo. Si no se logra, volveremos a la casilla de salida, pero sería una lástima".