Sociedad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Dolores Delgado cancela su agenda de esta tarde en Zaragoza leer

La sonda japonesa Hayabusa 2 ensaya aterrizaje en el asteroide Ryugu

Madrid, Europa Press
12/sep/18 14:03 PM
eldia.es

La sonda espacial de Japón Hayabusa 2 se acercó este 12 de septiembre a solo 600 metros de la superficie del asteroide Ryugu para un ensayo de aterrizaje, tras lo que volvió a ascender.

El ensayo estaba previsto hasta una altura de solo 30 metros, objetivo que no pudo ser alcanzado. La causa fue que el altímetro láser (LIDAR) no pudo medir la distancia entre la nave espacial y la superficie del asteroide. LIDAR mide la distancia al reflejar un láser desde la superficie del asteroide. Una razón probable para que esta medición sea imposible es la baja reflectancia de la superficie de Ryugu, según informa la Agencia Espacial Japonesa (JAXA).

La condición de la nave espacial es normal y está volviendo a la posición inicial (a unos 20 kilómetros del centro de asteroides). A partir de ahora, el control de la misión planea revisar el procedimiento de descenso, incluida una revisión de la configuración de LIDAR.

El procedimiento está diseñado para verificar los pasos planificados para el aterrizaje programado para fines de octubre y reunir datos sobre los candidatos al sitio de aterrizaje.

Desde su llegada a un punto a 20 kilómetros de Ryugu el 27 de junio, Hayabusa 2 ha cambiado su altitud para tomar imágenes de la superficie del asteroide, medir su gravedad y analizar materiales en la superficie como parte de actividades de observación detalladas.

Para que la sonda pueda aterrizar de manera segura, los sitios candidatos al aterrizaje no deberían tener obstáculos, como rocas de 50 centímetros o más de altura dentro de un diámetro de 100 metros, entre otras condiciones. Esto se debe a la estructura de Hayabusa 2 con dos paneles solares en ambos lados de la parte superior del explorador.

La investigación de la superficie de Ryugu hasta ahora ha revelado que el asteroide, con muchos cantos rodados que salpican la superficie, no tiene un lugar ideal que sea lo suficientemente plano y espacioso para que aterrice Hayabusa 2.

Los operadores de la sonda, por lo tanto, trataron de encontrar ubicaciones posibles, examinando imágenes que muestran las inclinaciones de las áreas de superficie, así como la densidad y el número de cantos rodados en detalle. Eligieron una ubicación cerca del ecuador, y denominaron el sitio "L08", mientras recogían dos sitios de respaldo cercanos llamados "L07" y "M04".

Actualmente, Hayabusa 2 está a casi 300 millones de kilómetros de distancia de la Tierra, y una comunicación bidireccional entre la base y el puesto avanzado demora aproximadamente 35 minutos en completarse.

La emisión de instrucciones para evitar el peligro de la sonda cuando está muy cerca del asteroide puede no salvar al explorador debido a la demora. Por lo tanto, Hayabusa 2 tiene que actuar por sí solo a altitudes muy bajas, deteniendo por completo el aterrizaje si es necesario. La prueba en curso confirmará si la sonda puede realizar tales maniobras autónomas para evitar el peligro, informa el diario japonés The Mainichi.