Sociedad
LO ÚLTIMO:
Muere una mujer apuñalada por su pareja en Maracena (Granada) leer
SUPLEMENTO ESPECIAL VUELTA AL COLE

Aprendices del siglo XXI

Un programa pionero permite a los alumnos de Secundaria conocer en primera persona las claves de la profesión a la que les gustaría dedicarse y aclarar sus dudas, observando en directo cómo se desenvuelve un trabajador en su entorno laboral durante unos días.
6/sep/18 6:17 AM
Edición impresa

Estar a la sombra de un trabajador especializado puede iluminar el futuro profesional de quien lo observa.

Es el caso de los estudiantes que participan en el programa educativo "Workshadowing", palabra inglesa que el diccionario de Cambridge describe como "pasar tiempo con alguien que está haciendo un trabajo en particular, para poder aprender a hacerlo", y también se define como "trabajo en la sombra".

Aunque en este caso, el objetivo de esta actividad no es el que el alumno aprenda las habilidades y técnicas de un trabajo, sino que observe de cerca y en la práctica las características y situaciones clave de esa ocupación concreta, para que pueda decidir si quiere enfocar su carrera profesional en esa misma dirección.

El programa "Workshadowing" lo impulsa desde 2009 en Madrid, el British Council School (BCS), también conocido como Colegio Británico, que forma parte del British Council, la organización oficial del Reino Unido que fomenta la educación británica, la lengua inglesa y las relaciones culturales en el mundo.

Esta iniciativa, que este año celebra su décimo aniversario, ofrece una inmersión laboral a sus alumnos de Secundaria, estudiantes de entre 15 y 17 años, para que puedan conocer de primera mano cómo funciona y el día a día de la profesión que les gustaría ejercer en el futuro.

El "Workshadowing" actúa como puente entre los estudiantes y las empresas, ayudando a los alumnos a resolver las dudas que puedan surgirles a la hora de decidir qué quieren estudiar o dónde quieren trabajar cuando acaben el Bachillerato, según el BCS.

Estos "aprendices del siglo XXI" permanecen durante unos días "a la sombra" del profesional que les ha sido asignado por la empresa como mentor, observando su trabajo y aprendiendo de manera directa de él, compartiendo dentro de los límites de la confidencialidad su rutina diaria, su agenda del día, sus llamadas telefónicas y reuniones, añade esta fuente.

Cada año participan en este proyecto un centenar de alumnos del BCS de una media de 50 empresas nacionales e internacionales, de sectores tan diversos como el derecho, las ventas, los medios de comunicación, la moda, la ciencia o el diseño, informa el BCS.

"Para nuestros alumnos supone una excelente oportunidad porque les ayuda a plantearse y a elegir qué quieren hacer cuando salgan del colegio", explica Pamela O'Brien, directora de Secundaria del British Council School.

"No es lo mismo querer ser médico, que estar un día entero en un hospital acompañando a uno; o querer ser banquero y hacer un balance de caja o asistir a una reunión entre directivos.

"Además de ser una toma de contacto con el mundo laboral, el workshadowing es una manera de que los alumnos interioricen valores clave para su futuro profesional, como el trabajo en equipo, el liderazgo, la capacidad de organización y negociación, de resolución de conflictos o de emprendimiento", apunta.

Este programa se inspira en el currículum británico que, desde 2004, propone un mínimo de quince días de "work experience" (experiencia laboral) para sus alumnos en "Year 10" y "Year 11", informa el BCS (www.britishcouncilschool.es).

La diferencia es que, mientras que el "work experience" incluye una participación activa del alumno en las tareas de la empresa colaboradora, en el "workshadowing" los jóvenes se limitan a observar, escuchar y seguir a uno o más profesionales de la empresa, de ahí el concepto de sombra (del inglés "shadow"), según esta fuente.

Mediante este tipo de programas, los alumnos pueden conocer el "know-how" de las empresas, cómo son las relaciones entre los departamentos, quién puede ser el líder, y establecer redes de "netwoking " (contactos profesionales) para su futuro", asegura Gillian Flaxman, directora del BCS.

Flaxman explica a Efe que todos los alumnos de "Year 11" y "Year 12" (4º de la Educación Secundaria Obligatoria, ESO, y 1º de Bilingual Baccalaureate BiBac o Bachillerato Bilingüe) pueden participar de este programa, yendo a empresas de diversas áreas en función de sus prioridades y orientación académica.

En el proceso de selección se proporciona a los alumnos una lista de las áreas de actividad de las empresas e instituciones colaboradoras, para que indiquen sus preferencias. El colegio asigna cada participante a las empresas colaboradoras, a través de los profesores, según las solicitudes de los alumnos.

"Los alumnos hacen una carta de presentación simulando el modelo que harán cuando soliciten plaza en las universidades británicas. Tienen que pensar en sus características y méritos personales y académicos para poder describir por qué son los idóneos para ocupar un puesto de workshadowing", señala.

"El programa se efectúa en horario lectivo, pero sin interferir con los estudios académicos. Durante tres o cuatro días, al final del curso académico, el alumno se presenta en el lugar de trabajo de su mentor durante la mañana y la tarde. Dependiendo de la empresa el horario puede variar", señala Flaxman a Efe.

SUPLEMENTO ESPECIAL VUELTA AL COLE