Sociedad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Tres nuevas líneas de guaguas mejoran la conectividad de los aeropuertos de Tenerife leer

Internet: la manera de ligar a la carta

La diversidad ya no se lleva a la hora de buscar pareja en las redes sociales. Cada vez más aplicaciones se especializan en unir a personas que comparten gustos, creencias religiosas u orientación sexual.
Efe
19/ago/18 6:28 AM
Edición impresa

L a diversidad ya no se lleva a la hora de ligar en las redes sociales y cada vez son más las aplicaciones que se especializan para unir a personas que comparten gustos físicos concretos, por ejemplo, las barbas, u otros sobre orientación sexual e, incluso, creencias religiosas.

Con el paso del tiempo las "app" se han vuelto más directas en relación con la demanda de los usuarios, según han reconocido a diversos expertos.

Para el psicólogo clínico Esteban Cañamares, el paradigma a la hora de ligar ha cambiado de la mano de las redes sociales, pues "el tiempo en el que se intentan tres ligues en una discoteca te seleccionas 30 perfiles en internet y las posibilidades de acierto son mayores". Y también han introducido novedades como la geolocalización y la inteligencia artificial, lo que convierte a estas plataformas "en un verdadero éxito", ya que los "matches" o emparejamientos están "prácticamente asegurados", asegura la profesora de Estrategia Digital y Social Media de la Universidad Camilo José Cela, Laura Cuesta.

"Aumentar el número de usuarios y lograr la mayor fidelización posible son los objetivos de cualquier empresa online" y son los motivos que para Cuesta están detrás de la especialización de las redes para encontrar pareja.

"Cuanto más y mejor segmentas tu "target", más posibilidades de éxito tienes de lograr tus objetivos", dice esta profesora, que añade: "Podemos pertenecer a grupos masivos como Facebook, que no tienen una clasificación en particular, pero nos gusta adherirnos a grupos que encontramos por similitud a nuestros intereses".

Entre las aplicaciones para ligar más conocidas o con más descargas se encuentran "Meetic", "Tinder" y "Badoo", aunque otras menos famosas se abren hueco gracias a su especialización. Así, "Bristlr" es la plataforma para personas que buscan hombres con barba, "Cuddle" es el espacio que reúne gente friki o "Hater" conecta a quienes comparten "los mismos odios".

Si por el contrario se busca sexo sin compromiso de manera rápida, "Pure" es una opción, mientras que si estamos casados y lo que preferimos es un encuentro esporádico sin que el cónyuge se entere, "Ashley Madison" puede ser la idónea. También se han concretado en el colectivo LGTBI, siendo "Grindr", para homosexuales y "Wapa" para lesbianas, de las más visitadas. Aunque si lo que queremos es que nuestra media naranja tenga las mismas creencias religiosas podemos registrarnos en "Christian Dating" para cristianos o en "Jswipe" para población judía.

La sexóloga de Pragma Psicología, Miriam Conde, considera que la especialización en las "app" para ligar es un reflejo de lo que ocurre en la sociedad: "tiene que haber un gran abanico que cubra las necesidades de las personas".

Sin embargo, el psicólogo Cañamares alerta de que el uso de estas aplicaciones, sobre todo por parte de adolescentes, puede ser perjudicial, ya que "hay mucho pederasta suelto y pueden sentirse reducidos a un mero objeto para los demás". Por ello, tanto Esteban Cañamares como Miriam Conde abogan por implantar "filtros de registro más eficaces" para menores en estas herramientas, aunque reconocen que es una tarea "compleja".