Sociedad
LO ÚLTIMO:
Tres muertos en la explosión de una pirotecnia en Guadix (Granada) leer

El virus del zika llegó a Brasil desde Haití, según un nuevo estudio

Sao Paulo (Brasil), EFE
16/ago/18 7:32 AM
eldia.es

El virus del zika llegó a Brasil procedente de Haití, confirmó hoy el investigador Lindomar Pena, uno de los responsables de un informe publicado por la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz).

Los investigadores identificaron la ruta que llevó a Brasil el zika, transmitido por el mosquito "Aedes aegypti", y desmitificaron la hipótesis de que el virus pudo instalarse en el país sudamericano durante el Mundial de Fútbol de 2014 con la llegada de turistas africanos.

También se llegó a barajar entre las primeras hipótesis la posibilidad de que hubiese llegado durante el campeonato mundial de piragüismo, celebrado en agosto de 2014 en Río de Janeiro y que recibió competidores de varios países del Pacífico afectados por el zika.

El estudio de Fiocruz, del estado de Pernambuco, identificó que el virus originario de la Polinesia Francesa se expandió por Oceanía, siguió hacia la isla chilena de Pascua y posteriormente hacia América Central y el Caribe, concretamente a Haití.

De allí llegó a Brasil a finales de 2013 y, según el estudio, podría haber sido a través de los inmigrantes procedentes del país caribeño o de los militares brasileños que participaron en la misión de paz en Haití.

"En el análisis, usamos las herramientas más modernas posibles para analizar todas las secuencias de genomas posibles. Así logramos rastrear el virus", explicó Pena a Efe, y añadió que se trata de una muestra bastante "robusta".

La pesquisa notó que en todos los casos de zika analizados en Brasil fue identificada una cepa de Haití, país que ha estado afectado por la triple epidemia de zika, dengue y chikunguña.

Según la investigación, las informaciones reunidas son estratégicas para "la vigilancia epidemiológica y para la adopción de medidas de control" de esas enfermedades, especialmente en regiones fronterizas.

"Durante casi 40 años (el virus) permaneció estable y desde que llegó a Brasil ha cambiado mucho y no sabemos por qué. Por eso, la necesidad de seguir vigilando al virus", recalcó Pena.