Sociedad
ORNITOLOGÍA

La declaración como extinto, primer paso para recuperar el torillo andaluz

Alfredo Martínez, Sevilla, EFE
15/ago/18 11:37 AM
eldia.es
Fotografía tomada el 24 de febrero de 2007 de Juan José Negro con el último ejemplar de torillo andaluz del que se tiene constancia, abatido en Doñana en diciembre de 1981./EDUARDO ABAD (EFE)

La reciente aprobación por el Ministerio para la Transición Ecológica del listado de especies extinguidas en España, que incluye el torillo andaluz, abre oficialmente la posibilidad de reintroducir esta enigmática ave, de la que hace tres décadas que no existen evidencias en España.

El torillo andaluz (Turnix sylvatica sylvatica) es un pájaro de pequeño tamaño, semejante a la codorniz, de comportamiento esquivo y nocturno, que vive en matorrales costeros y palmitos, de los que únicamente vuela al sentir muy próxima la presencia de predadores, y cuyo último avistamiento avalado científicamente se produjo a final del pasado siglo en Andalucía, según explica el científico de la Estación Biológica de Doñana (EBD), dependiente del CSIC, Juan José Negro.

La legislación española determina que las administraciones "promoverán" la reintroducción de especies de fauna y flora extinguidas, "incluyendo aquellas desaparecidas de todo el medio natural español en tiempos históricos, con el propósito de alcanzar un estado de conservación favorable de especies o de hábitats de interés comunitario".

El primer paso para toda reintroducción es que el animal o planta elegidos hayan sido incluidos previamente en el listado de especies extinguidas, como ha ocurrido ahora con el torillo andaluz y otras siete especies ornitológicas desaparecidas, según acordó la última Conferencia Sectorial del Medio Ambiente, explica el conservador del Zoobotánico de Jerez de la Frontera, Íñigo Sánchez, promotor de varias reintroducciones de especies.

El Zoobotánico jerezano ya ha trabajado en la recuperación del torillo andaluz y ha logrado la reproducción del torillo combatiente, especie similar, pero de origen asiático, cuya cría en cautividad ha supuesto un valioso ensayo para una futura recuperación de la especie ya oficialmente extinguida en España, puesto que ha permitido poner a punto los protocolos e instalaciones para poder aplicarlos en el futuro.

Este centro de conservación, que participó en los primeros programas de cría en cautividad del lince ibérico, albergó en 2011 un taller internacional sobre la reintroducción del torillo andaluz, organizado por el Ministerio de Medio Ambiente, la Fundación Biodiversidad y la Sociedad Española de Ornitología.

Abundante en España hasta el primer tercio del siglo XX, su caza descontrolada y la destrucción de los ecosistemas costeros en los que vive aceleraron la extinción del torillo andaluz, que debe su nombre a que su reclamo asemeja el mugido de un toro.

Negro recuerda que la EBD realizó búsquedas exhaustivas de algún ejemplar de torillo andaluz a comienzos de este siglo, sin éxito, ya que el último individuo de esta especie del que se tiene constancia cierta fue un ejemplar abatido cerca de Doñana el 3 de diciembre de 1981, que se conserva disecado en la colección de este centro científico.

La recuperación del torillo andaluz pasa, indefectiblemente, por conseguir antes algunos de los ejemplares de esta enigmática especie que sobreviven en poblaciones relictas, cerca del litoral atlántico de Marruecos, y comenzar con ellos un programa de cría en cautividad que en unos años permita aportar un número suficiente de individuos para reintroducirlos posteriormente en la naturaleza.

La crítica situación que afrontan estas poblaciones marroquíes aconsejan también actuaciones urgentes para evitar su extinción y con ella la pérdida de esta subespecie del género Turnix.

Sánchez destaca, en este sentido, el éxito logrado con el ibis eremita, una especie desaparecida de la Península desde hace siglos y que se ha recuperado tras un programa de cría en cautividad liderado por el Zoobotánico de Jerez y la Junta de Andalucía.

Se da la circunstancia de que el torillo andaluz es la única especie de ave que lleva el apelativo andaluz, no sólo en español, sino también en inglés: Andalusian Hemipode y en francés: Turnix d'Andalousie.

ORNITOLOGÍA