Sociedad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Borrell niega en EEUU que Trump le propusiera construir un muro en el Sáhara leer

Montón: "El acceso a la sanidad está por encima de las geografías"

La ministra de Sanidad dice en Tenerife que la asistencia sanitaria "no es negociable" y que iniciativas como Campus África ayudan al progreso científico y a dignificar la democracia.
El Día, S/C de Tenerife
20/jul/18 6:05 AM
Edición impresa

"El acceso a la asistencia sanitaria está por encima de las geografías". La ministra de Sanidad, Carmen Montón, aprovechó ayer su visita a Tenerife -con motivo de la celebración del Día de la Cooperación en el marco de Campus África- para reivindicar que la sanidad es un derecho "no negociable" y que iniciativas como el foro organizado por la Universidad de La Laguna contribuyen al progreso científico, pero también a "dignificar la democracia".

La titular de Sanidad, que cumplió ayer 37 días en el cargo, recordó que una de las primeras medidas que ha tomado el nuevo Gobierno es recuperar la universalidad del derecho a la sanidad, gracias al cual los inmigrantes que se encuentran en España en situación irregular pueden acceder al sistema en igualdad de condiciones que el resto de ciudadanos y sin necesidad de llevar un tiempo mínimo empadronados en algún municipio del país. Esta decisión, precisó, va en sintonía con las directrices dictadas por la Organización Mundial de la Salud.

Montón participó en un acto en el Salón Noble del Cabildo de Tenerife en el que estuvo acompañada de los ministros de Sanidad de Mauritania y Guinea Bissau, Kane Boubakar y María Inácia Có Mendes Sanhá, respectivamente, y el director general de Sanidad de Senegal, Ibrahima Souka Ndella Diouf; además de otras autoridades locales, como el presidente de la corporación insular, Carlos Alonso, y el rector de la ULL, Antonio Martinón.

Los representantes de cada uno de los países invitados expusieron la situación de sus territorios en materia sanitaria y social. El director de Senegal subrayó que la población de su nación ronda los 15 millones y en su país el índice de alfabetización llega al 57,5%. Añadió que la Carta Magna reconoce el acceso a la sanidad como un derecho universal y el país cuenta con una red de hospitales de diferentes niveles y un sistema paralelo de medicina tradicional, además de un importante número de centros privados. En la actualidad, la esperanza de vida está en los 66,8 años y la cooperación con países o entidades, como la Fundación Bill y Melinda Gates, ha permitido mejorar servicios -financiar un equipo de matronas itinerantes, por ejemplo-, pero siguen necesitando "más alianzas" para continuar este camino ya emprendido en pro de la sanidad.

El responsable de la política sanitaria en Mauritania recordó que su país celebró la independencia hace apenas 57 años, "en tiendas de campaña", pero que a pesar de su juventud y de ser un país -ocupa el doble de España- donde la mayor parte del territorio es desértico, los rigores propios de un territorio desértico, ha logrado mejorar la asistencia, también en parte gracias a los acuerdos bilaterales con otros países.

En el mismo sentido se manifestó la ministra de Guinea Bissau, un país de apenas 1,6 millones de habitantes donde -defendió- se están dando los pasos oportunos para ir construyendo una sanidad cada vez más eficiente, pero donde también es fundamental estrechar lazos con otros países para llegar a acuerdos de formación e intercambio que permitan que la tendencia se mantenga.

La ministra de Sanidad, Carmen Montón, explicó ayer que una de las vías en las que se tiene que materializar la cooperación sanitaria es en el ámbito materno-infantil, a través de las vacunas o la planificación familiar, para lo que es clave "impulsar el empoderamiento" de las mujeres. "Son el 50%, deben tomar la parte de la vida que les corresponde", defendió.

La ministra aplaudió el trabajo que hacen los cooperantes en África, que visibilizan la realidad del continente y "obligan a las instituciones a estar a la altura". En ese sentido, destacó el papel que ha jugado el Cabildo de Tenerife en los últimos años para convertirse en un referente de cooperación sanitaria en el África Occidental. Eso ha sido posible, dijo, gracias a la Fundación Canaria de Enfermedades Tropicales.

En ese sentido, el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, recordó que la corporación insular fue una de las instituciones impulsoras de la creación del Instituto y de la Fundación de Enfermedades Tropicales, entidades con las que sigue colaborando, y destacó la reciente firma de un convenio de colaboración con la Fundación, la Universidad de La Laguna y la Fundación Amref Salud África para contribuir al refuerzo del sistema de salud en Senegal.

"El Control de las enfermedades tropicales solo se puede resolver en origen. Y Canarias está en el mejor lugar para articular las vías de cooperación, como puente entre Europa, África y América", explicó el presidente insular. "Es imprescindible caminar de la mano de los países que padecen la situación contra la que se quiere luchar. Celebrar en Tenerife Campus África es otra aportación para avanzar en ese desarrollo y en ese camino hacia un mejor lugar donde vivir", añadió Alonso.

Formación

El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, José Manuel Baltar, estuvo presente ayer en el acto de Campus África, donde valoró el esfuerzo de todas las instituciones para que este foro siga celebrándose cada dos años. Durante su intervención, el titular del departamento sanitario regional enumeró algunas de las iniciativas que el Servicio Canario de Salud lleva a cabo en el entorno africano más próximo. Así, puntualizó que en los últimos siete años han sido formados 170 médicos de Mozambique a través del proyecto Unizambeze. La iniciativa, que se gestó en 2011 y estará vigente hasta 2021, está dirigida por el coordinador de cooperación internacional del SCS, Luis López, y se enmarca dentro de las colaboraciones científico técnicas de la ULPGC. Unizambeze ha permitido formar a una media de 20 especialistas por año en la facultad de Medicina, con rotación en los hospitales públicos del SCS, ante las dificultades que tenía la universidad de Zambeze para contar con personal docente cualificado que les permitiera ofertar el currículum completo de los estudios de Medicina. El consejero señaló la importancia de la colaboración entre instituciones para favorecer la equidad.

Infancia

Otro de los programas impulsados desde la Consejería de Sanidad es Cardiomac, una iniciativa en la que colaboran la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, la AECID, el Cabildo de Gran Canaria, la Fundación Ágora y otras instituciones privadas y que permite que se esté formando a 12 profesionales sanitarios, de Medicina y Enfermería, seis de Senegal y seis de Cabo Verde en Cirugía cardíaca pediátrica. "Esta acción no solo permite operar y atender en el país de origen a los niños, sino que ayuda a garantizar una importante mejora de su sistema sanitario y a la equidad en el acceso a la salud".

Urgencias

El SCS también ha querido sumar su granito de arena en materia de emergencias. Baltar repasó ayer los detalles del proyecto" Deslocalización de la Asistencia Médica en Urgencias en Situaciones de Catástrofe interreg-DEMA", que actualmente lidera la empresa pública Gestión de Servicios para la Salud y Seguridad de Canarias junto a Azores y Madeira -que participan como socios- y Cabo Verde y Senegal, como países observadores. Este programa, basado en la integración de las tecnologías de la información y la comunicación, busca rediseñar el modelo de atención a las urgencias sanitarias en casos de catástrofes originadas por el cambio climático.