Sociedad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La costa de Tacoronte recupera la normalidad y las familias regresan a sus viviendas leer

Pere Navarro regresa como director de la DGT en plena Operación Salida del verano

Madrid, Europa Press
28/jun/18 16:39 PM
eldia.es
EUROPA PRESS
 

Pere Navarro regresa como director de la Dirección General de Tráfico (DGT) justo a tiempo de la Operación Salida del verano. Su nombramiento, previsto para este viernes cuando así lo apruebe el Consejo de Ministros, coincide con el arranque del dispositivo que cada año prepara Tráfico de cara a la época estival. Durante su gestión, Navarro además tendrá que hacer frente a varios retos, entre los que destaca la reforma de la Ley de Tráfico.

El dispositivo especial de la DGT fue presentado este mismo martes por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, al que acompañó el todavía director general del organismo, Gregorio Serrano, quien ocupaba el cargo desde noviembre de 2016.

Para este verano se prevén 89,3 millones de desplazamientos, un 2% más que el año pasado. Ya en 2017, la previsión de desplazamientos (89 millones) fue superior al del año anterior (4,6% más), cifra que se asemejaba a las de 2008.

Durante el verano pasado perdieron la vida en la carretera 224 personas en 206 accidentes mortales. Aunque este dato supuso un descenso del 12% y del 11,2%, respectivamente, con respecto a 2016, el año pasado cerró con un aumento en la siniestralidad vial. Un total de 1.200 personas murieron en las carreteras, 39 más que en el año anterior, y también aumentaron los accidentes mortales.

Estas cifras convirtieron 2017 en el peor año en cuanto a víctimas mortales se refiere desde 2013, convirtiéndose también en el segundo año consecutivo en registrarse un aumento en los fallecidos después de 14 ejercicios seguidos de descensos, siempre teniendo en cuenta el cómputo a 24 horas. Volver a la tendencia de descensos será, por tanto, uno de los retos que tendrá que asumir Navarro como director de la DGT.

Precisamente, durante su anterior mandato (2004-2012), siendo presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, la DGT implantó el carné de conducir por puntos, una medida impulsada por el propio Navarro.

Esta medida permitió disminuir el número de muertos en accidentes de tráfico un 55 por ciento, desde las 5.517 víctimas mortales de 2001 hasta los 2.478 fallecidos de 2010. En 2011, por primera vez en 50 años, se consiguió bajar de los 1.500 fallecidos. En total, 1.479 personas perdieron la vida en las carreteras españolas ese año.

REFORMA DE LA LEY: REVISIÓN DEL CARNÉ POR PUNTOS.

El carné por puntos --del que fue impulsor el propio Navarro-- es uno de los puntos a reformar en la próxima Ley de Tráfico y Seguridad Vial, cuyo anteproyecto está actualmente en manos del Ministerio del Interior. Con Serrano al mando de Tráfico estos dos últimos años, son muchas las medidas anunciadas, y que podrían ver luz en 2018, ya con Navarro al frente de la DGT.

Por ejemplo, se está trabajando para que aquellos conductores que hayan delinquido, al menos, dos veces en dos años, por delitos relacionados con el consumo de alcohol y drogas, no puedan volver a conducir si un médico certifica pérdida de aptitudes psicofísicas, al entender que existe adicción. Esta nueva Ley también contemplaría la modificación del sistema de formación para los aspirantes a conductores, así como la adaptación de los exámenes a las nuevas tecnologías.

También se está pensando en imponer más restricciones con respecto la conducción nocturna y se estudian soluciones innovadoras dirigidas a minimizar las distracciones, en especial el riesgo del uso del móvil. El tema de replantear el límite de velocidad también es una de las prioridades, en concreto, en las convencionales. En 2011, con Navarro en la DGT, el Gobierno redujo la velocidad en autovías y autopistas de 120 a 110 kilómetros por hora.

Además de la Ley, el nuevo director general de Tráfico tendrá por delante la aprobación de la reforma del Código Penal, aunque en este tema están implicados otros Ministerios como Justicia. Esta propuesta de modificación fue motivada tras la muerte de un ciclista en 2015 y busca una mayor protección del colectivo.

El aumento de penas por atropellar a un ciclista o incluir un nuevo delito de 'abandono del lugar' son algunos de los puntos que actualmente se están estudiando. Esta reforma está en trámite parlamentario. El sector ciclista también lleva tiempo pidiendo un Plan Estratégico Estatal de la Bicicleta, que se prevé que esté listo para este año.

Mientras, las asociaciones de víctimas reclaman que se retome el Estatuto de la Víctima, los automovilistas apuestan por mejorar las infraestructuras y la red de carreteras, y los motoristas piden un Plan Nacional de la Motocicleta. Además, en los últimos años se ha discutido bastante sobre la posibilidad de incluir una asignatura obligatoria en colegios sobre Educación Vial.