Sociedad
LO ÚLTIMO:
Rescatan a cinco marineros de un pesquero que se hundía a 300 millas de Lugo leer

El Santo Niño de Praga vuelve a recorrer las calles de su ciudad

Praga, EFE
7/may/18 9:07 AM
eldia.es
MARTIN DIVISEK (EFE)

Cientos de fieles han asistido este fin de semana en la capital checa a la procesión del "Santo Niño de Praga", una histórica estatuilla de cera de Jesús en su edad infantil, que transcurrió en las cercanías de la iglesia de Nuestra Señora de la Victoria, donde es coronada hoy y objeto de una ofrenda floral.

Según la tradición católica, la estatuilla de unos 47 centímetros de altura, que muestra a Jesús a los tres años de edad, fue tallada en España y llegó a Bohemia (República Checa) en el siglo XVI como regalo de boda entre una noble española y un noble local.

Tras 50 años de comunismo y recuperarse en 1995 la tradición del "Santo Niño de Praga", la imagen original era paseada inicialmente por la capital checa.

Pero la fragilidad de la pieza, debido a su edad, hizo que hace unos años fuera sustituida en la procesión por una réplica idéntica, mientras que la original permanece engalanada con flores, desde la víspera de su fiesta hasta la veneración hoy junto al altar mayor de la iglesia.

El sábado por la mañana la imagen fue revestida con brocado rojo, abrigo de armiño y nuevo cuello de filigrana, y luego venerada por los fieles que acudieron a esta ceremonia.

La procesión del Santo Niño de Praga recorrió luego durante unos 45 minutos varias calles del centro de la ciudad, en medio de la marea de turistas y curiosos que contemplaban su paso.

Una de ellas fieles es Susan Hauck, una sastra canadiense jubilada, que empezó a viajar a Praga con esta ocasión hace 20 años, cuando se recuperó la tradición de la procesión.

"Al principio estábamos yo y las carmelitas, pero poco a poco se ha ido sumando más gente", declaró a Efe.

"Ahora sólo hago vestidos para él", contó en referencia a la imagen del niño supuestamente milagroso y que desea dar a conocer por todo el mundo enviando réplicas y estampas con pedazos de tejido que ha pasado por las manos del original praguense.

Con motivo de la procesión de ayer por la tarde y la coronación de hoy, han acudido a la capital checa fieles de varios países de todo el mundo, como Inglaterra, México, Suecia, Canadá, España, Singapur y Filipinas, entre otros.