Sociedad

Asorte busca una sociedad sin barreras de comunicación

La Asociación de Personas Sordas de Tenerife celebró ayer en el Palacio Insular el acto del XXV aniversario de su fundación.
El Día, S/C de Tenerife
3/mar/18 6:13 AM
Edición impresa

El Cabildo de Tenerife acogió ayer un acto conmemorativo por el XXV aniversario de la fundación de la Asociación de Personas Sordas de Tenerife (Asorte), una organización no gubernamental, sin ánimo de lucro y de ámbito insular cuyos objetivos persiguen la unión y mejora social, educativa y cultural de estos ciudadanos, así como difundir, defender y potenciar la Lengua de Signos Española. Asorte trabaja también para la eliminación de las barreras de comunicación existentes en la sociedad.

Asorte, que en la actualidad cuenta con 40 socios, tuvo su origen en la Sociedad de Sordos El Drago, de Tenerife, que fue fundada el 3 de marzo de 1993, aprobándose con fecha el 5 de mayo de 2001 la modificación de sus Estatutos, que permitió la incorporación de la Agrupación Cultural de Sordos de Tenerife y tener la actual denominación.

El colectivo quiere llevar a cabo diversas actividades en las que se visibilice y se pongan en alza los logros de la asociación y de las personas sordas, así como las reivindicaciones más importantes, que están encaminadas a conseguir una sociedad sin barreras de comunicación e igualdad de oportunidades. Cabe destacar que Asorte está integrada en la Federación de Asociaciones de Personas Sordas de las Islas Canarias (Fasican) y esta, a su vez, forma parte de la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE), compuesta por 17 federaciones autonómicas, así como por la organización de la ciudad autónoma de Melilla.

Fasican presta diversos servicios de atención social y educativa. Es agente de desarrollo de la comunidad sorda, ofrece intérpretes de Lengua de Signos, así como la plataforma de vídeo interpretativo en Lengua de Signos, una prestación de vídeo-asistencia y acompañamiento accesible para personas mayores sordas, asesoramiento en accesibilidad y nuevas tecnologías para el acceso a la comunicación y la información, así como formación en Lengua de Signos para familias, profesionales, estudiantes y personas interesadas.

Con la celebración de este acto en el Palacio Insular, el Cabildo muestra su apoyo, una vez más, a la comunidad sorda con el fin de visibilizar y promover la consecución de sus derechos y la igualdad de oportunidades. La corporación insular y, en particular el Área de Acción Social, trabaja de forma prioritaria en la integración social de las personas con esta discapacidad y colabora estrechamente con entidades que se ocupan en mejorar su bienestar social, sobre todo a través de Sinpromi y del Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS).