Santa Cruz de Tenerife

El sector privado, clave en la atención a los dependientes

El Gobierno, la ZEC y la empresa Solimar indagan durante una jornada en la colaboración público-privada en el ámbito de la salud y en las ventajas fiscales que ofrece el Archipiélago.
El Día, S/C de Tenerife
4/oct/17 6:05 AM
Edición impresa

El sistema de atención a la dependencia se tiene que ir construyendo sobre tres pilares: las ONG, el sector privado y la propia Administración pública. Esta es la conclusión a la que han llegado muchas corporaciones, incluida la Consejería de Políticas Sociales, Empleo y Vivienda. "Tenemos que trabajar juntos, hay espacio para todos", dijo ayer la consejera Cristina Valido en el marco de las jornadas "La cooperación público-privada en el ámbito de la salud. La ZEC como marco de implantación", organizadas por la empresa Solimar en la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife.

Valido aprovechó la ocasión para esbozar las principales líneas del futuro plan de infraestructuras sociosanitarias de las Islas, que se está negociando en estos momentos con todos los cabildos y que busca dar respuesta al rápido envejecimiento de la población que ha sufrido Canarias. En 2020, según las proyecciones demográficas, 500.000 personas tendrán más de 65 años y entre el 10 y el 20% serán dependientes.

Este escenario obliga a articular un potente servicio de atención a los dependientes más leves, los de grado 1, con servicios domiciliarios y especializados, pero, al mismo tiempo, a habilitar más plazas residenciales y diurnas, apuntó. En la actualidad hay islas, como Tenerife o Gran Canaria, donde no hay plazas públicas disponibles y apenas existen posibilidades de concertar plazas con el sector privado. Ese nuevo mapa sociosanitario lo planificarán los cabildos, que conocen mejor la realidad de sus territorios, y con dinero de sus propios presupuestos y de la Comunidad Autónoma, pero en la explotación de esos servicios podrán tener protagonismo empresas privadas. "Este plan no es posible si no hay operadores privados", dijo Valido tras defender un modelo sostenible pero de calidad. "Las concesiones se dan y se quitan, siempre prima la calidad".

El consejero delegado de Solimar, Eugenio Pérez, hizo un recorrido por la historia de la empresa, que actúa en la Comunidad Valenciana desde 2004, donde tiene siete residencias en la actualidad. Pérez destacó las amplias zonas verdes con las que cuentan todas las instalaciones, además de médico y enfermería las 24 horas del día. También puso el foco sobre la capacidad de creación de empleo de estas instalaciones. El 90% de los empleados están fijos y el 85% de estos son mujeres de unos 35 años. Los usuarios de sus servicios, en cambio, tienen de media 81,5 años y hay más mujeres que hombres. "Tenemos todos los certificados de calidad aplicables a infraestructuras de este tipo", añadió.

La presidenta de la Zona Especial Canaria (ZEC), Beatriz Barrera, recordó que desde 2015 el sector sociosanitario se puede beneficiar de los incentivos fiscales y tributar al 4%.