Santa Cruz de Tenerife
SEXO

¿Está ligado el tamaño a la masculinidad?

Te ofrecemos remedios naturales con los cuáles conseguir poner fin a tus preocupaciones relacionadas con el tamaño del miembro.
3/oct/17 19:30 PM
eldia.es

Durante mucho tiempo y hasta a día de hoy el debate sobre si el tamaño del pene importa o no ha sido una constante en la sociedad, afectando sobre todo a aquellos hombres con un tamaño menor de la media, los cuales ven mermada su sensación de virilidad y masculinidad por no tener un miembro portentoso.

Este problema no solamente es algo mental, ya que a veces puede acarrear otro tipo de complicaciones en la vida íntima y personal de los susodichos, influyendo de sobremanera en sus relaciones sexuales e impidiéndoles disfrutarlas o inclusive mantenerlas con normalidad. Es por esto que muchos buscan un remedio sobre cómo aumentar el tamaño de su miembro. Muchos, buscan una solución natural para agrandar el pene pero otros prefieren acceder a otros tipos de métodos y técnicas que se apoyan en el uso de dispositivos específicos en la materia, como el alargador de pene, etc. Y que puedan ayudarles a conseguir resultados muchos más rápidos y efectivos.

Formas más comunes de agrandar el tamaño del miembro masculino

La realidad es que ambos caminos son perfectamente viables, tal y como recoge la web experta de https://expertosexual.com/agrandar-pene/, pudiendo llegar a aportar resultados efectivos y comprobables con el paso del tiempo, pero para no caer en promocionar ningún tipo de aparato ni marca que se precie, nos centraremos en los métodos caseros con los cuáles aumentar el tamaño del miembro.

Método natural con el que agrandar el pene

Estiramientos: Hay gran cantidad de ejercicios caseros para alargar el pene que puedes realizar sin necesidad de ayuda de ningún dispositivo externo, tan solo realizando algunas sencillas actividades diarias para potenciar el crecimiento de éste. Eso sí, deberás de tener muy en mente que no se trata de ejercicios autocomplacientes ni de masturbación, aún y pese a que para ponerlos en práctica el pene deba estar semi erecto.

Lo principal es que posiciones tus dedos índice y corazón sobre el perineo (ubicado entre el ano y los testículos y lo presiones durante todo el proceso, que consistirá en una serie de estiramientos del tejido: nueve veces hacia la izquierda, otras nueve hacia la derecha y por último una cantidad igual hacia abajo. Así, y tan solo con un par de minutos de tu tiempo conseguirás estimular el crecimiento de la zona. Repítelo durante tres veces al día y tras tres semanas, comenzarás a ver resultados. Mantén dicha práctica en el tiempo para conseguir mejores resultados, y no olvides que se trata de una rutina tan importante como la de un gimnasio, y que si la cortas perderás efectividad así como el avance conseguido durante los días anteriores. La constancia en cuanto al seguimiento de días es crucial.

Colgar pesos para agrandarlo ha sido desde la antigüedad el tipo de método más común mediante el cual conseguir aumentar algunos centímetros el tamaño del miembro en el género masculino, y es que inclusive existen evidencias históricas de este tipo de prácticas y sobre cómo algunas tribus además evitaban cualquier tipo de lesión añadiendo una especie de funda creada con plantas y otros materiales cómodos y suaves alrededor del falo. Una vez cubierto, se ataba con una cuerda una piedra o algún tipo de peso colgante a dicho tejido para no incidir de forma directa sobre el aparato masculino.

Utilizar la alimentación como método de apoyo natural al crecimiento del pene es algo bastante viable, ya que y pese a que por sí sola no pueda hacer que nuestro miembro aumente de tamaño, sí que puede ayudar con respecto al nivel de flujo sanguíneo que circula por el mismo, y esto potencia los resultados de las técnicas anteriormente mostrada, aumentando la efectividad de los remedios y técnicas naturales mediante las cuáles hacer crecer el pene.

Alimentos que potencian el flujo sanguíneo en la zona:

  1. Sobre todo las frutas, principalmente manzanas, fresas y las naranjas.
  2. El brócoli
  3. Las espinacas
  4. Chocolate (cuanto más puro, mejor).

Así conseguirás que el pene se ponga mucho más duro al estar erecto, y por tanto acabe por verse más grande aumentando el tejido de los cuerpos cavernosos que lo recubren.