Sociedad

Hawking: "No podemos sobrevivir otros mil años sin huir de la Tierra"

El científico diserta sobre lo que ha cambiado nuestra "imagen del universo en los últimos 50 años" "Estamos cerca de comprender las leyes que nos gobiernan", opina.
Efe, Arona (Tenerife)
30/jun/16 6:22 AM
Edición impresa
Hawking: "No podemos sobrevivir otros mil años sin huir de la Tierra"

El físico Stephen Hawking afirmó ayer que se debe continuar viajando al espacio para garantizar el futuro de la humanidad, pues no cree que sea posible sobrevivir otros mil años sin escapar "más allá de nuestro frágil planeta".

El científico se pronunció de esta manera en la tercera jornada del Festival Starmus que reúne en Tenerife y La Palma a científicos, entre ellos once premios Nobel, y músicos, en una edición que se desarrolla bajo el lema "Más allá del horizonte, un tributo a Stephen Hawking".

Hawking subrayó que hay muchos experimentos ambiciosos programados para el futuro, como cartografiar la posición de miles de millones de galaxias, además de utilizar los superordenadores para comprender mejor "nuestra posición" en el universo.

Quizá algún día se puedan utilizar las ondas gravitacionales para mirar hacia atrás, hacia el origen mismo del Big Bang, y mostró su convencimiento de que hay que "continuar viajando al espacio por el futuro de la humanidad".

Hawking, que desde el escenario de Starmus impartió la charla "Mi breve historia", señaló que ha sido un tiempo glorioso el que ha vivido haciendo investigación en física teórica, pues "nuestra imagen del Universo ha cambiado muchísimo en los últimos 50 años y me alegra haber hecho una pequeña contribución".

"No somos más que colecciones de partículas que sin embargo, estamos cerca de comprender las leyes que nos gobiernan y ese es un gran triunfo", continuó.

Recordó Stephen Hawking que trabaja junto a otros investigadores en una nueva teoría sobre la información codificada en el horizonte de los agujeros negros "pero hay que permanecer a la espera" para saber los resultados, bromeó.

La cosmología se convirtió en una ciencia de precisión en 2003 con los resultados del satélite Wmap, que produjo "un mapa de las temperaturas del fondo cósmico a una centésima de su edad actual", y en el que se percibe cómo la atracción gravitatoria ralentiza la expansión de una región del Universo hasta que eventualmente colapsa sobre sí misma para formar galaxias y estrellas.

Ese mapa "es la huella de la estructura de todo lo que hay en el universo", manifestó Hawking.

las claves

El investigador nació el 8 de enero de 1942, justo 300 años después del nacimiento de Galileo.

Cuando ingresó en la Universidad de Cambridge le diagnosticaron esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y él se deprimió al ver cómo empeoraba rápidamente y no sabía si iba a vivir lo suficiente para terminar su tesis.

"Una tasa al carbono ayudaría a innovar"

El premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz consideró ayer que se necesita un impuesto sobre la emisión de carbono, lo que, en su opinión, ayudaría a las empresas a innovar y también a frenar el cambio climático.

Una tasa sobre el carbono estimula la economía porque las empresas tienen que invertir, dijo el premio Nobel en un encuentro con al prensa con motivo de su participación en el Festival Starmus.

En su opinión, la ciencia tendrá que venir al rescate de la economía global para frenar el cambio climático porque "o la ciencia nos rescata o vamos a perder mucho de lo que hemos avanzado".

Stiglitz considera que la ciencia es muy importante para los gobiernos porque gracias al método científico se puede demostrar lo que las evidencias están mostrando sobre el cambio del clima.

"Tengo la esperanza de que la innovación ayude a desarrollar mejores sistemas para producir energías limpias y por ello debemos incentivarla y debemos dirigir estas iniciativas para frenar el cambio climático", explicó.

El Nobel en Economía en 2001 afirmó que hasta ahora la mayoría de las grandes innovaciones han venido de la mano de la inversión de los gobiernos u organismos públicos pero eso debe cambiar y la inversión privada debe apostar por invertir en innovación y mejorar con ello su productividad.