Santa Cruz de Tenerife

El Gobierno francés presenta su proyecto de ley para prohibir el burka

París, EFE
19/may/10 8:49 AM
eldia.es

El Gobierno francés presenta hoy en su Consejo de Ministros el proyecto de ley de prohibición del burka y de toda prenda denigrante para la mujer, una idea polémica que divide a la clase política francesa.

El proyecto gubernamental, elaborado por la ministra de Justicia, Michèle Alliot-Marie, prevé multas de hasta 150 euros para las mujeres que lleven "vestimenta destinada a ocultar la cara" en la vía pública, aunque con la voluntad de hacer pedagogía, en los seis primeros meses la pena será sustituida por trabajos de interés público.

Tras los trámites parlamentarios, si se aprueba la ley entraría en vigor en la primavera de 2011.

Exentos de la ley quedan los cascos de moto, los pasamontañas que usan las fuerzas del orden y los disfraces durante los carnavales.

Las penas son mayores para los hombres que obliguen a sus mujeres a portar el velo integral, que pueden ser condenados hasta a un año de cárcel y 150.000 euros de multa.

Alliot-Marie señaló que la ley persigue proteger a las mujeres, a las que considera víctimas de estas prácticas, al tiempo que señaló que muchos países islámicos también prohíben el burka.

"Incluso está prohibido en La Meca", señaló la ministra al diario "Le Parisien", donde recordó que los responsables islámicos franceses han señalado que "ningún texto coránico prescribe llevar el velo integral".

El Gobierno pretende sacar adelante la ley pese a que cuenta con la opinión contraria del Consejo de Estado, un órgano consultivo de carácter no vinculante que en dos ocasiones ha señalado que la prohibición del burka puede ser inconstitucional.

Tampoco la oposición socialista, que la semana pasada respaldó una resolución parlamentaria de condena del velo integral, apoyará la nueva ley, al considerar que va demasiado lejos porque atenta contra la vida privada.

Los socialistas creen que hacer una ley tan radical contra una prenda que apenas llevan 2.000 personas en Francia creará un problema mayor del que pretende resolver, ya que puede manchar la imagen de los musulmanes y radicalizar a los sectores más integristas.

Por ello apuestan por prohibir el burka en los servicios públicos y en los transportes, pero no en la calle.

Aunque no toda la oposición está de acuerdo, puesto que el socialista Manuel Valls, que ansía ser el candidato de su partido a las próximas Presidenciales, se muestra favorable a la prohibición total del velo integral.

El debate parlamentario, que comenzará en julio en la Asamblea Nacional, se anuncia ruidoso y promete extenderse fuera del hemiciclo, puesto que las asociaciones musulmanas ya han avisado de que combatirán el proyecto de ley gubernamental.