Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
La policía londinense cierra la estación de metro de Oxford Circus por un tiroteo leer
VELO

Barcelona rechaza prohibir el burka en espacios públicos

El Ayuntamiento encarga un informe jurídico sobre su regulación
Barcelona, Europa Press
18/may/10 16:34 PM
eldia.es

La Comisión de cultura, bienestar y educación del Ayuntamiento de Barcelona rechazó hoy la moción del PP de prohibir el burka en los espacios públicos de la ciudad por atentar contra la dignidad de la mujer y contra los valores del marco de convivencia, con los votos en contra de ERC, ICV-EUiA, PSC y la abstención de CiU.

Àngels Esteller (PP) defendió la prohibición por relegar la mujer a la invisibilidad, y ser una barrera a la integración social. "Es una esclavitud del siglo XXI y una humillación inaceptable", afirmó la popular, quien consideró que no se puede permitir desde un punto de vista social y humano.

La presidenta de la comisión, Maite Fandos (CiU), afirmó que la cuestión "no se puede liquidar en diez minutos" con una moción "poco trabajada", y les instó a tomar como ejemplo la presentada por CiU en Lleida y que también se debate hoy.

Aunque rechazó la prenda -"lo que no queremos para Kabul no lo queremos para Barcelona"--, subrayó que la cuestión debe tratarse de forma conjunta, implicando a las comunidades musulmanas y al Consejo de las Mujeres, en el marco del Pacto Nacional para la Inmigración.

El republicano Xavier Florensa coincidió con Fandos en que la cuestión "no se puede ventilar con una moción de dos líneas", y apostó por abordar el debate de forma "seria, responsable e integral" para evitar que algunas mujeres se queden encerradas en casa. No se puede optar por medidas "populistas" que no resuelven el problema, concluyó.

Para Elsa Blasco (ICV-EUiA), la moción del PP enmascara un discurso "xenófobo" al plantear una prohibición sin ninguna voluntad de consenso y con el único objetivo de "ponerse una medalla". Opinó también que la propuesta no es creíble porque los populares niegan el derecho de las mujeres al propio cuerpo.

La socialista Imma Moraleda también consideró que no se puede zanjar el debate con una moción, y apostó por discutirlo a fondo y desde varias perspectivas para "no condenar a las mujeres" que se ven obligadas a llevarlo.

El comisionado de la alcaldía para la inmigración y el diálogo intercultural, Daniel de Torres, expresó su rechazo al burka y al niqhab por ser barreras físicas y mentales, y señaló que el gobierno municipal ha encargado un informe a sus servicios jurídicos sobre el marco legal para abordar la regulación de estas prendas.

No asistió a la comisión el hasta ahora primer teniente de alcalde, Carles Martí, que fue cesado de sus funciones tras la consulta de la Diagonal.