Santa Cruz de Tenerife

Una experta reclama medidas urgentes para evitar la obesidad infantil

La directora de la Fundación para el Fomento de la Salud, Josefa Panisello, considera que el aumento de las grasas saturadas y azúcares de aportación rápida, junto al sedentarismo, conlleva sobrepeso y obesidad. Esta entidad está llevando a cabo talleres y charlas en el norte de Tenerife para sanitarios y ciudadanos.
EFE, S/C de Tenerife
15/may/10 7:53 AM
Edición impresa

La directora de la Fundación para el Fomento de la Salud (Fufosa), Josefa Panisello, dijo en una entrevista que es preciso adoptar de forma urgente medidas para evitar la obesidad infantil, y añadió que hay que plantearse qué puede hacer cada uno para ello.

Josefa Panisello, que junto a otros profesionales de Fufosa imparte durante esta semana talleres y charlas en el norte de Tenerife para hablar de cuestiones como la alimentación y la salud, dijo que debemos empezar por nosotros mismos porque la actitud de esperar a que nos arreglen los problemas muchas veces nos lleva a quedarnos en la misma situación.

Fufosa es una entidad de ámbito nacional, sin ánimo de lucro, que se dedica a la mejora de la salud pública por medio de programas de formación médica y de programas de formación dedicados a todos los ciudadanos y profesionales sanitarios que quieran actualizarse en el cuidado de la salud.

Josefa Panisello indicó que al plantearse qué hacer para evitar la obesidad de los niños los padres deben recordar que no son amigos de sus hijos y que tienen que marcarles unos límites muy claros, para añadir que la alimentación es educable.

La mala alimentación, explicó Josefa Panisello, se concreta en que la dieta ha cambiado mucho al aumentar la proporción de grasas saturadas, no cardiosaludables, y además se ha incrementado "muchísimo" el aporte de azúcares de aportación rápida, que están en zumos, refrescos y dulces.

Lo anterior se une al aumento del sedentarismo, declaró Josefa Panisello, quien añadió que hasta hace unos años se caminaba más, se subían las escaleras e incluso se cambiaba de canal de televisión sin un mando, por lo que ahora hay menos consumo de calorías.

El aumento de las grasas saturadas y de azúcares de aportación rápida, unido al mayor sedentarismo y menor consumo de calorías conllevan sobrepeso y obesidad, que llevan de la mano diabetes y enfermedades cardiovasculares, recordó la presidenta de Fufosa.

La obesidad se da tanto en el ámbito rural como en el urbano y los niños de hoy serán la primera generación de adultos que tendrá una esperanza de vida menor que la de sus padres, lo contrario de lo que ha ocurrido hasta ahora, manifestó José Panisello.

La directora de Fufosa indicó que el hábito de comer de manera saludable se adopta a base de repeticiones, y por ello el que los niños tengan los hábitos adecuados depende de que los padres les pongan unas normas y se cumplan.

Muchas veces los padres llegan cansados a casa y con problemas, por lo que declinan la responsabilidad de padres, cuando la actitud de decir "esto es lo que hay y lo que vamos a comer" es muy importante, dijo Josefa Panisello.

También es importante saber cuánto tiempo pasan los niños ante la televisión, y si lo hacen durante más de dos horas al día nos encontramos con un marcador "elevadísimo" de riesgo de obesidad para la edad adulta, comentó la directora de Fufosa.

Destacó que durante los últimos años los niños han sustituido el agua y la leche por bebidas edulcoradas, refrescos y zumos, que aumentan el aporte de calorías.