Santa Cruz de Tenerife
PROYECTO DE LEY

Reconocen la democracia en las asociaciones militares

EUROPA PRESS, Madrid
15/may/10 7:53 AM
Edición impresa

El Consejo de Ministros aprobó ayer el anteproyecto de Ley Orgánica de Derechos y Deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas, el primer texto legal de este rango que recibe luz verde en la historia de la democracia española y que "reconoce" a las asociaciones militares como "interlocutores" de la Administración General del Estado, según confirmaron a Europa Press fuentes gubernamentales.

El texto, que llegará al Parlamento cuando sea ratificado por el Consejo de Estado y una vez más por el Gobierno, fue sometido al criterio del Gabinete a propuesta de la ministra de Defensa, Carme Chacón. Defensa redactó a comienzos de este año el primer documento de líneas generales de esta norma, presentado primero a los grupos parlamentarios y concretado posteriormente tras varias reuniones con las asociaciones militares más activas y representativas.

El anteproyecto constituye el primer impulso del Gobierno a una ley que regula la actividad de estos colectivos profesionales y los reconoce como "interlocutores". Las asociaciones mantuvieron su primer contacto oficial con representantes del Ministerio de Defensa en esta legislatura, a pesar de que la aprobación de esta norma figuraba como el mandato de la Ley de Defensa Nacional incumplido desde 2005 por el Ejecutivo socialista.

Líderes sometidos

Hasta este año, las asociaciones militares fueron consideradas legales porque consta su inscripción en el Registro de Asociaciones del Ministerio del Interior, pero sus dirigentes han tenido limitadas sus actividades como líderes asociativos porque estaban sometidos al Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas del mismo modo que cualquier militar en activo o en la reserva que no liderara un colectivo ajeno al Ministerio de Defensa.

La aprobación del anteproyecto supone un reconocimiento, por un lado, a la actividad de la Asociación de Militares Españoles (AME), integrada mayoritariamente por militares retirados y la primera organización que consiguió ver aceptada su inscripción en el Ministerio del Interior tras una sentencia judicial a su favor.

Por otro lado, el texto representa un reconocimiento a las actividades de la principal asociación por número de afiliados militares en activo, la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), que ha visto arrestado en dos ocasiones a su presidente, el brigada del Ejército Jorge Bravo.